Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Nombre del Musical

Luis de Llano Palmer

Suscribirse

Luis de Llano Palmer nació en el año 1918 en España. Hijo del general Francisco Llano de la Encomienda, héroe republicano de la Guerra civil española. Por esta guerra se vio obligado a abandonar su país en el 1939, radicándose en México.

Pionero de la televisión mexicana, con la fama de haber creado la telenovela de éxito. Estuvo casado con la actriz Rita Macedo, con quien procreó dos hijos: Julissa y Luis de Llano Macedo.

El matrimonio terminó en divorcio. Luego se casó con la actriz española María Rivas, con quien procreó dos hijos: Isabel y Miguel. También se divorciaron.

Su nombre está escrito con letras de oro en la historia de la televisión mexicana.

Si bien muchos saben que una de las personalidades que marcó el desarrollo del espectáculo en nuestro país es, sin lugar a dudas, don Luis de Llano Palmer y otros más saben de su amplio trabajo en la televisión tanto privada como cultural de nuestro país, pero pocos saben que también incursionó con gran éxito en la producción radiofónica (fue creador de la serie: “El monje loco”, entre otras) y teatral.

Ahora que se celebra el Día Internacional del Teatro y es importante recordar a este hombre grande del teatro mexicano. Es responsable de montajes inolvidables como “Mi bella dama” o “El mago”. Dirigió en diversas puestas en escena a su primera esposa, Rita Macedo, con quien procreó a Julissa y a Luis de Llano jr.

En televisión, fue director de producción y dirección de Telesistema mexicano, de Televisión independiente de México y de Canal 13, amén de director general de la Productora nacional de radio y televisión. Su fuerza siempre fueron los teleteatros y las telenovelas, en donde podía dar rienda suelta a su creatividad como director de escena.

Una anécdota que define muy bien a Luis de Llano es la que aún se cuenta entre actores en momentos de nostalgia. En un estudio de Telesistema, en avenida Chapultepec, los actores de un teleteatro que dirigía don Luis estaban cansados, hartos, a punto de tirar la toalla, cuando entró el director. “¡Si seguimos así, nos vamos a pasar la noche en esto!”.

Los comediantes se vieron unos a otros con cara de pavor. Eran las siete u ocho de la noche, y habían empezado a trabajar a las 10 de la mañana del día anterior. Claro está “el viejo” ni cuenta se había dado. Tal es su amor por la escena.

-*-
La Escuela del Musical -->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS