Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias

Gerónimo Rauch para RedTeatral


Noticias

Entrevistas

GERÓNIMO RAUCH: LA VOZ DIVINA




Entrevistamos a este grandísimo actor y cantante en el Teatro Lope de Vega


Eran las 6:15 de la tarde, cuando, de entre la multitud de la Gran Vía apareció la figura de esta nueva estrella del teatro madrileño.
Con ropa de calle y su pelo recién cortado, Gerónimo Rauch nos saludó afectuosamente, abriéndonos las puertas de su “casa laboral”.
Tras caminar un poco por el Lope de Vega a oscuras y dar un paseo por lo que se tiende a llamar el “back-stage” encontramos un sitio acogedor donde compartir nuestra entrevista, con las ya ancianas paredes del teatro.
Desde el primer momento, Gerónimo se mostró sencillo y agradable, dispuesto a enfrentarse a las preguntas de Redteatral.

REDTEATRAL: Gerónimo Rauch, cantante y actor, has hecho ya algunos trabajos importantes en tu carrera y cada vez eres más conocido… a la vez que desconocido. ¿Qué puedes decirnos de ti?

GERÓNIMO: Creo que todos los artistas de comedia musical, todos los que se suben a un escenario, cada uno se define de una manera: es más cantante, es más bailarín o es más actor. Bien, yo soy más cantante. Si me defino, yo soy músico-cantante.
El actuar es lo que más me cuesta, es un trabajo que tuve que estudiar más…no me muevo tan fácilmente.

REDTEATRAL: Cantante y músico… ¿eso quiere decir que tocas algún instrumento?

GERÓNIMO: Mal… y bastante poco. La guitarra y el piano, pero mal. Eso se queda para tocarlo en mi casa y solo.

REDTEATRAL: ¿Y cuándo decidiste que querías ser artista?

GERÓNIMO: En realidad fue algo que, naturalmente, venía negando en mi vida y más en mi adolescencia… Pero al final no me quedó otra. Digamos que tuve que ser lo que nací para ser, que yo creo que es para cantar, y no para ser publicista, que es lo que estaba estudiando; o medicina, que había estudiado antes.
Entonces, fue todo un proceso de sacarme estructuras de mi cabeza y de mí mismo para decir: “Sí, bueno, me dedico a esto”.

REDTEATRAL: ¿Fue una decisión difícil, después de haber estudiado dos carreras, decir de repente: “lo dejo”?

GERÓNIMO: Fue difícil tomarla. Por lo demás, yo sentí por primera vez en mi vida que era yo mismo. Estaba dispuesto a afrontar todas las dificultades que pudiesen aparecer. No podía hacer otra cosa.

REDTEATRAL: ¿Recibiste apoyo por parte de tu familia?

GERÓNIMO: Sí, por supuesto. Yo vengo de una familia de artistas: Mi padre es médico, pero también es músico, mi madre es productora de televisión, como mi hermana; mi otra hermana también es actriz… Para mi familia, este era el gran paso que tenía que dar.
Luego ya fue todo bien, después de un par de años, aparecí en “Los Miserables”, que fue mi primer trabajo a gran escala, digamos.

REDTEATRAL: Hablando de “Los Miserables”; es una de las obras más grandes que se han hecho. ¿Qué te queda después de haber sido parte de ella?

GERÓNIMO: Yo me quedo con que es simplemente maravillosa. Tiene uno de los mayores ensembles, y yo fui uno de ellos.
Tenía 21, 22 años… yo estaba empezando y me tocó aprender en un régimen muy profesional. Me hizo ser.
De “Los Miserables” saqué eso, saqué la estructura inglesa que tienen de ensayo y perfeccionismo… la disciplina.
Como primera experiencia me marcó para seguir adelante en mi carrera. Entonces agradezco eso.

REDTEATRAL: Y luego, realmente, has hecho de todo: televisión, teatro, música… ¿Con qué te quedas?

GERÓNIMO: Música.
Bueno, música en todos sus aspectos; aunque no es lo mismo estar en el escenario de una comedia musical que interpretarla como solista… pero me quedo con todo. La música es una parte esencial de mi vida.

REDTEATRAL: Y de la experiencia con Mambrú, ¿qué puedes decirnos?

GERÓNIMO: Fue tremenda. Con sus pros y sus contras, por supuesto. Hay que tener en cuenta que fue algo muy mediático, donde me sentí muy invadido.
Tengo experiencias y recuerdos espectaculares, pero también hay otros que digo: “uff, qué fuerte…”.

REDTEATRAL: Tiene que ser difícil pasar de un grupo de música a la televisión, y de allí al teatro, ¿no?

GERÓNIMO: Bueno… digamos que siempre fui yo mismo. No tuve que ponerme en ningún papel, o actuar de alguna manera.
Quizás la mayor diferencia entre una experiencia y otra es que en “Jesucristo” o “Los Miserables”, por ejemplo, el artista no se expone personalmente: si lloro, por más que yo esté llorando, el que llora es Jesús, no Gerónimo. En cambio, las emociones que se presentan cuando estás interpretando tu música, el que se equivoca, se emociona o hace lo que haga, sos vos. Entonces esa es la gran diferencia: por acá yo me puedo equivocar y no pago tantas consecuencias porque estoy cubierto por un personaje, en cambio, si me equivocaba en Mambrú, éstas podían ser más grandes… pero, por suerte, no me equivoqué (risas).

REDTEATRAL: Y, desde que te decides a dedicarte a esto y empezar tu carrera, ¿has cumplido algún sueño que pensases que nunca se realizaría?

GERÓNIMO: Yo creo que tuve mucha suerte. Empecé con “Los Miserables” que es un sueño increíble.
Además, yo tengo tres personajes que me gustaría interpretar durante mi vida; y ahora estoy interpretando a uno todas las noches acá en el Lope de Vega… bueno, también me gustaría ser Judas… así que son cuatro entonces.
Creo que todo lo que he hecho son pequeños sueños que quería cumplir.
Mambrú no sé si era un sueño, pero sí un objetivo; desde el momento en que me presenté al concurso yo quería ganarlo, porque me gustaba el tipo de gente que había, los compañeros…
Pero creo que un sueño así, a gran escala, puedo decir que es este (señalando el teatro donde nos encontramos).

REDTEATRAL: Tan solo por curiosidad, ¿cuáles son los otros dos personajes que te gustaría interpretar?

GERÓNIMO: Valjean y Jekyll & Hyde. Pero Valjean en Londres, por supuesto. Lo veía ayer en Londres y me decía: “Yo quiero estar ahí”.

REDTEATRAL: Y desde Redteatral te decimos que “queremos verte ahí”. (Aunque de hacerse en Madrid, tampoco nos importaría verte “aquí”).

GERÓNIMO: No me importaría quedarme, de verdad que no.

REDTEATRAL: Eso a pesar de lo repentino de tu llegada, porque has venido aquí hace relativamente poco tiempo. ¿Cómo has vivido el cambio de Argentina a España?

GERÓNIMO: Digamos que lo que más me gusta de España es que yo encontré gente muy parecida a con la que trabajo en Argentina. El tipo de personas es parecido. No olvidemos que de España se fueron muchos a Argentina… y de aquí nacimos todos (bueno, o muchos… yo soy de otra rama).
Sí, lo que más me gustó de España fue la gente, que tiene las mismas creencias, los mismos pilares de vida que yo.
A nivel profesional, quizás acá tenés más alternativas. En Argentina hay menos alternativas y proyectos de este tamaño. Se pueden hacer obras… aunque no todas las que quisiéramos. Ahora está difícil traer obras desde fuera, lo que es muy bueno para las producciones propias. A nivel artístico Argentina está muy bien.

REDTEATRAL: La versión de “Jesus Christ Superstar” que representaste allí, en Argentina, se considera amateur, pero yo he visto vídeos y parece más que profesional. ¿Cómo es eso?

GERÓNIMO: Esa fue una producción en la que me asocié con dos chicas. Yo había audicionado para acá, para “Jesucristo” en febrero en Buenos Aires y no recibí noticias… Yo me había ilusionado mucho. Pero a las dos semanas de la audición me llamaron dos chicas que me dijeron que tenían ganas de hacer “Jesucristo”, que tenían comprados los derechos amateur… y al final nos asociamos e hicimos una producción pequeña (en inglés, porque no teníamos tiempo para que nos aprobaran nada más). Pero nos juntamos mucha gente con muchas ganas de hacer cosas. Trabajamos mucho allí y al final fue bárbaro. Increíble. Dentro de nuestras posibilidades quedó muy bien hecho. Yo quedé muy contento.
Este año ellas están haciendo “Aída” de la misma manera.

REDTEATRAL: Pero una vez que te llaman desde aquí, ¿cómo recibes la noticia?

GERÓNIMO: Yo estaba en Buenos Aires y había quedado en “Rent” cuando me llaman para audicionar… y dije: “me tengo que ir”. Vine, hice la audición y me dijeron: “el lunes tenés trabajo”.

REDTEATRAL: ¿Y cómo fue entrar dentro de un montaje ya estructurado y rodado?

GERÓNIMO: Fue difícil. Cuando yo vine a audicionar (la audición era un martes a las once de la mañana… y cantando la última cena) yo estaba muerto y había cinco o seis personas… y pensaba: “yo acá no quedo. Si soy el único de Argentina… no, ¡ni por broma!”. Y cuando me dicen: “mira Gero, tenés buenas posibilidades, ¿por qué no te quedás a ver la función de hoy, la mirás y me decís?”. Yo ví la función con Miquel y dije: “Dios, ¿cómo hago esto?... porque es buenísimo”. A mí me parece genial Miquel.

REDTEATRAL: Además fue todo muy repentino, ¿no?

GERÓNIMO: Fue muy rápido. Yo estaba arreglando mis cosas para Rent, y en un momento le dije a mi representante: “consígueme tiempo porque me voy a España a audicionar. Haz algo para no firmar aún, porque me voy”. Y así fue. Me llamaron un 11 de diciembre y el 17 estaba ensayando… y el 28 estrené.
Claro, lo de Miquel también fue repentino. Y yo le agradezco mucho, porque él me dio la posibilidad de entrada. Además nos llevamos bien. No nos vemos mucho porque no hay tiempo, pero él es muy amigo de Ignasi. Hace menos de un mes nos reunimos para almorzar… para comer, como dicen ustedes. Es buena persona, me gusta manejarme con él.
Y bueno, a él le ofrecieron un trabajo importantísimo, una oportunidad enorme, se fue, y apareció esta oportunidad para mí. Así que estoy agradecido. Con él y con Nacho; porque a Nacho le muestran el video y es él quien se lo muestra a Marc, el director musical. Y Marc dice “bueno, ¿por qué no traen a audicionar a este chico?” Entonces esto es un conjunto de gente que hizo posible mi entrada. Y por suerte he sido bien recibido.

REDTEATRAL: ¿Tienes algún proyecto pendiente por aquí, por España?

GERÓNIMO: Es como que recién me estoy instalando. No me abría. Mi contrato era hasta ahora, hasta que acabase la obra acá, el 15 de junio (ojala que no lo sea, que dure un poquito más… pero veremos).

REDTEATRAL: ¿Y no has pensado irte de gira?

GERÓNIMO: Lo estamos hablando, porque hay otras cosillas por ahí pendientes, tanto por acá como allá… que no las puedo contar.
Pero recién ahora estoy empezando a abrir la posibilidad de quedarme.

REDTEATRAL: Bueno, sabes que esta versión de “Jesucristo Superstar” ha tenido bastante polémica entre a los que les gusta, a los que no… Tiene bastante crítica. ¿Qué opinas tú de esta versión?

GERÓNIMO: Yo creo que tiene cosas increíbles y muy bien logradas y otras que podrían haberse hecho de otra forma. Pero no podemos hacer algo para satisfacer a todas las personas… Es muy difícil: “Jesucristo” siempre hace polémica porque es un recital: es una seguidilla de canciones (no como “Los Miserables” que tiene más parte instrumental, que tiene hasta música para el cambio de escena). Acá no hay música para el cambio de escena. Acá es una canción tras otra, entonces no hay otra forma de plantearla: son bloques con “cuentitos cortitos” que te van contando.
Quizás escuché mucho hablar sobre el sonido y creo que, para mí, eso habría que cambiarlo. Yo habría hecho más hincapié. Para mí esto tiene que ser un recital. Y al plantearse como comedia musical, se está empleando el sonido para comedia musical en vez del rock para algo que es rock. Entonces, los que vienen a escuchar la música de “Jesucristo” quieren ver rock, y los que quieren ver una comedia musical quieren estilo musical… Es decir, si me preguntás a mí, por gusto propio todos irían con un micrófono así con la bolita, que se vea, no me importa, para que te vayas cantando.
Además, tiene un elenco increíble, dentro y fuera del escenario. Nacho (Ignasi Vidal) y yo nos llevamos muy bien, somos muy amigos y nos exigimos: él me exige a mí y yo le exijo a él si tenemos un mal día. Entonces estamos todo el tiempo pidiendo lo mejor del otro. Nos compenetramos muy, muy bien. Es un placer, y como estamos todo el rato arriba del escenario juntos, eso es importante.

REDTEATRAL: Escoge una escena de este musical.

GERÓNIMO: La muerte de Judas (y yo estoy ahí de segundo plano…). Bueno, La Última Cena también me gusta mucho. Está muy bien el templo… eso está buenísimo. Pero si tengo que elegir escena en algún momento: La muerte de Judas sin duda. Por lo que es y por lo que me genera a mí. Me llega. Estando ahí interpretándola me duele. Por eso me gusta. Y sé que visualmente, ver a Judas colgado mientras estoy ahí… y Jesús que ve la muerte… me parece interesante. Es una escena muy bien lograda.

REDTEATRAL: A efectos más prácticos, nos gustaría saber qué has hecho para eliminar el acento cuando cantas.

GERÓNIMO: Tuve al director residente encima de mí un mes y pico. Ya haciendo funciones y todo, me corregía cosas.
Pero cantando es más fácil, porque es sonido, eso se aprende… no es como hablando, que estoy diciendo “vos” todo el tiempo. Si tuviese que cantarlo en Buenos Aires, posiblemente me costara mucho hacerlo en argentino.

REDTEATRAL: Bueno, sabes que se ha comentado que eres el gran acierto del musical…

GERÓNIMO: ¡¿Qué?!

REDTEATRAL: ¿No lo has oído nunca? Pues se comenta mucho… la gente habla maravillas del “Jesucristo argentino”.

GERÓNIMO: No… no lo he oído nunca, ¡y no quiero asumirlo! ¡Qué responsabilidad! (risas)

REDTEATRAL: Entonces, ¿cómo recibes la noticia de que la gente diga eso?

GERÓNIMO: No, yo no creo que sea el gran acierto. Yo estoy muy contento haciendo lo que hago y cuanta más gente se vaya contenta mejor… Pero no, el gran acierto es el elenco. No es mérito propio. Si un día estoy mal, tengo a todo el elenco ayudándome a mí. Y si hay alguien que está mal, yo estoy allí ayudándolo.
Es demasiada responsabilidad…

REDTEATRAL: Bueno, aún así haces llorar a la gente.

GERÓNIMO: Claro, yo también lloro… Si lloro, que lloren (risas).
Es que este personaje yo trato de interpretarlo muy como yo creía que era (salvando las diferencias que esta obra tiene con la Biblia). Cuanto más humano lo pueda interpretar mejor (para mí). Entonces, si ves un hombre que está dudando, que su padre le está diciendo: “tenés que morir”, llora porque es humano. Yo intento llorar o llegar al menos a esa emoción, porque si a mí mi papá me dice “tenés que morir”, lo primero que se me sale es una lágrima…
Es un personaje complicado. Es protagonista y tiene muchos silencios. Todo el primer acto responde a estímulos: responde a agresiones o responde a desafíos… Y después empieza el segundo acto y se dedica a morirse… Entonces es un personaje que está todo el tiempo encima del escenario, pero que en el único momento donde pierde el control es en el de Getsemaní. Es donde realmente ves a alguien desesperado, desesperado por una respuesta.

REDTEATRAL: Si ya es difícil meterse en un personaje normal, imagino que en este lo será aún más. No sé si sabrás que hay cierto rechazo hacia el papel de Jesucristo. Se dice que quienes lo representan suelen sufrir una caída en su carrera (Ted Nelly, Camilo Sesto, y otros tantos del cine) ¿Te preocupa una temporada de “parón” tras tu éxito en la Gran Vía?

GERÓNIMO: Bueno… a eso, nos vemos en un par de años y te respondo. A mí me gusta mucho trabajar. Tampoco aspiro a ser siempre el protagonista. Quiero trabajar.
Obviamente, después de un protagónico voy a querer otro protagónico y así seguir creciendo. Pero hay ciertas edades en las que tienes perfil para ser protagonista y otras no. Yo no tengo ningún problema en pasar por esas etapas, siempre y cuando sea coherente conmigo mismo… ¡Así que de esa habladuría nada! ¡No la quiero ni cerca! Ni hablar.

REDTEATRAL: Y, de todo lo que has hecho, ¿qué es lo que recuerdas con más cariño?

GERÓNIMO: Tengo muchos momentos. Creo que “Los Miserables” fue increíble. Fue increíble ir a trabajar todos los días a esa obra. Entonces tengo momentos como la última función que… tremendo, fue tremendo: toda la función con lágrimas en los ojos, morirte en la barricada (llorando, claro)…
También tengo muy gratos momentos con Mambrú. Un concierto, con el estadio lleno, cantando para más de 80.000 personas… Premios que ganamos… cosas muy importantes.
Y la primera función que hice acá. En ésa no tuve que actuar. No sé si por los nervios o la emoción, pero vibraba, temblaba… ¡Después de morir quedé muerto! Y luego todos los del elenco me abrazaron, me felicitaron, me dieron la bienvenida… Tengo suerte.

REDTEATRAL: ¿Y qué opinas del público de aquí, de España?

GERÓNIMO: Es que no puedo juzgar al público con esta obra, porque no es una obra común. Es una obra muy difícil. Hay días en que te aplauden en un momento y días en que te aplauden en otro, según el actor, según cómo logre la emoción, según como suene la banda… Hay días que se aplaude la muerte de Judas y yo estoy llorando… y pienso “¿cómo es posible que estén aplaudiendo la muerte de Judas que está colgado allá? ¿Cómo aplaudís la muerte de Jesús?”
Por eso no puedo juzgar al público español. Sí puedo juzgar a la gente que viene acá, que es muy agradecida, te espera en la puerta, que viene a hacerse fotos y saludándote llorando… es impresionante causar este tipo de emociones en gente que no conocés, que viene y te decí: “qué bien lo hiciste”. Dan ganas de abrazarla. Porque yo lo hago todos los días y ya me busqué la forma de actuar y no andar llorando todos los días, si no estaría interno en un psiquiátrico.
La gente es muy agradecida. A mí me encanta eso.

REDTEATRAL: Después de haber actuado en el hospital Ramón y Cajal, ¿cómo te sientes? Cuéntanos tu experiencia.

GERÓNIMO: Fue muy fuerte. Porque nosotros en Argentina hicimos con Mambrú una gira solidaria donde donábamos alimentos y hacíamos las conferencias de prensa en orfanatos, en hospitales, en hogares y en lo peor, lo peor de lo peor… y en ese momento, lo único que les puedes dar es lo que sabes hacer. Nosotros nos dábamos cuenta de que con una canción les cambias el día o les sacas sonrisas.
Y eso pasó en el hospital. Pero más allá de esto, a mí me resultaba muy duro decir: “voy a morir” en la canción, tantísimas veces además, y luego ya morir. Yo le decía a Quique, de prensa: “¿cómo lo digo?, ¿qué hago?”
En definitiva, ellos lo ven como un espectáculo, y se emocionaron. Pero me resultó muy difícil interpretar a Jesús en el hospital.
Después el aplauso… y cuando se prenden las luces y los ves… es increíble, increíble. Te paga todas tus dudas y tus miedos el recibir un aplauso de todas estas personas que necesitan una distracción de su realidad.
Pero como desafío artístico me resultaba muy difícil interpretar a Jesús y decir esa letra de “me voy a morir” delante de personas que están en peores situaciones que la mía y en una realidad que se acerca a la del personaje. Aunque la gente te lo paga todo: todas tus dudas se te van y te das cuenta de que hay que hacerlo todo mucho más seguido, y dándolo todo. Yo quedé afónico de la emoción.

REDTEATRAL: Teniendo que trabajar con ella, ¿qué haces para cuidar la voz?

GERÓNIMO: Duermo mucho. Cuando veo que estoy muy fatigado, duermo. Es la única forma. Tomar mucha agua y dormir.

REDTEATRAL: ¿No eres un actor trasnochador?

GERÓNIMO: Sí, muchísimo. Pero duermo durante el día. Cuando puedo, duermo mucho.

REDTEATRAL: Bueno, ya para ir terminando, ¿qué te queda por hacer?

GERÓNIMO: Entre mis proyectos más cercanos está el sacar mi disco. Un disco propio, con canciones mías, aunque ésa no es una condición exclusiva. Tengo ganas de mezclar la música más sinfónica con algo pop. Me gustaría aprovechar que estoy acá para lanzarlo también desde España. Eso sería importante para mí.
Y después, ya a más largo plazo, como nombré: Valjean, Jekyll & Hyde y el Fantasma (éste ya más en segundo plano).
Y quizás alguna experiencia en cine me gustaría también.

REDTEATRAL: ¿Qué opinas de Redteatral.net?

GERÓNIMO: Me gusta. Me gusta que haya un espacio para un rubro que realmente se está olvidando y no podemos permitirlo: es el teatro.
Para mí, cuanta más televisión veamos, menos teatro vemos, menos leemos… y encontrar un espacio en que se encuentre información, en el que se encuentren críticas, en fin, en el que se encuentre todo lo que hay en el teatro, a mí me gusta.
Y está bueno, además me entero de cosas argentinas: veo cosas de acá de España, que es donde estoy y también de mi país. Es genial.

REDTEATRAL: ¿Quieres añadir algo?

GERÓNIMO: No, simplemente que estaba con ganas de hacer esta entrevista y creo que ha salido buena.

Con su calidez característica, el Jesucristo Superstar argentino de Madrid nos condujo de nuevo por los entresijos del viejo teatro, prestándose para la sesión fotográfica a costa de su tiempo de calentamiento vocal.
Charlamos un poco y nos acompañó hasta la misma puerta por donde entramos hacía ya más de una hora. Contentos por haber compartido algo de tiempo con esta “Super-estrella” que, en el futuro, seguro, seguirá dando que hablar.


Javier de la Morena Márquez


COMENTA ESTE ARTÍCULO EN EL FORO

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS