Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LA PONEDORA, EL ULTIMO MILAGRO (NUESTRA CRITICA)




“El perdón no es alivio”...


A veces, como espectador, aconsejo no quedarse en la comodidad del circuito comercial; así como tampoco limitarse a los horarios habituales. Ahora, como crítico, déjenme recomendarles esta pieza, que es un suceso en el teatro off: "La ponedora, el último milagro".

Casi tocando la medianoche, este espacio corre el telón en el corazón de Palermo; es mi primera visita al Sportivo Teatral, y debo decir que como salida entre amigos y luego de una cena, la obra cerraría muy gratamente esa reunión.
Lo interesante de esta propuesta, como sucede con algunas otras, es que nos permite darnos cuenta de que por toda la ciudad hay obras muy bien desarrolladas; y que el boca a boca, ayuda a que se conviertan en verdaderos éxitos.

Se podría decir, que la competencia también ha afectado a la iglesia; con religiones emergentes, el conseguir que los feligreses vayan a misa, representa para el clérigo la necesidad de una estrategia muy estudiada. Así, Monseñor Bentancourt, deberá acudir a las ideas más descabelladas en el pueblo de Ayacucho, para lograr que los fieles vuelvan a la parroquia. En el pueblo hay un portento, una mujer milagrosa, ¡que pone huevos! Pero para apropiarse de semejante prodigio, Monseñor y el Padre Christian, deberán acercarse a un burdel, lugar que alberga a Iris. Esta misión no será fácil, ya que la madame Mónica, se encuentra muy ofendida con la Iglesia.

La pieza, en sus 60 minutos, es muy divertida; no tiene fisuras, ni lugar para el aburrimiento. Su elenco está realmente muy bien preparado (es difícil encontrar un grupo actoral donde no haya marcadas diferencias). Vayan pues mis felicitaciones a: Martín Tecchi, Santiago Fraccarolli, Josefina Barrionuevo (tener presente su nombre), Homero González, Rocío Saldeña (descollante) y Verónica González; ya que en su entrega, está el punto más influyente en el resultado de la obra.Con una dramaturgia muy rica en situaciones y una dirección muy solvente, Ana Lucía Rodríguez, logra una destacada comedia; rubro que no es particularmente fácil.Por eso espectador, a romper la barrera de la comodidad, que este grupo y la propuesta en general lo merecen.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+

-->