Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Entrevistas

CARLOS J. BENITO: FUERA DE SERIE




Entrevistamos al protagonista de Hoy no me Puedo Levantar


Mes de junio. Siete de la tarde y un calor sofocante desfila al ritmo de la Gran Vía madrileña. Entre las prisas de unos y el paseo de otros aparece Carlos J. Benito, Mario en Hoy no me puedo levantar. Una descripción demasiado escueta incluso para esbozar el perfil de quien durante 4 años ha dado vida a uno de los personajes más entrañables del teatro musical. Al conocerlo tuve la impresión de que Carlos y Mario eran la misma persona. Una ilusión, un sueño y una sonrisa. Con esas premisas, la entrevista no podía decepcionar.

- Red Teatral: Empezamos por el principio si te parece Carlos. Llega el momento del casting para interpretar a Mario en Hoy no me puedo levantar. ¿En qué confiabas para destacar entre los más de 1000 aspirantes? ¿En las tablas que habías cogido en otros musicales, en la suerte, en el carácter…?

- Carlos: Confiaba en mí. En las ganas que tenía de trabajar y de vivir de esta profesión. El trabajo que llevas a la espalda también cuenta, por supuesto, pero sobre todo la energía que tengas. Tienes que conseguir que entre miles de personas el director de casting gire la cabeza y se fije en ti. Lo que quiero decir es que primero hay que tener una base, y luego transmitir energía porque es lo que te hace brillar. La necesitas para sonreír, para llorar, incluso para estar tumbado. A mi me ha costado comprender realmente qué era esto, pero cuando lo entiendes, notas que aunque estés mal, cuando subes al escenario tienes que ponerlo en práctica.

- Red Teatral: Imagino que la ilusión que aportabas se correspondía con la de Mario, el personaje al que das vida en Hoy no me puedo levantar.

- Carlos: Mario es un personaje muy grande. Necesita muchas tablas para interpretarlo, pero también toda esa energía de la que te hablaba. Cuando supe cómo era Mario dije: esto tiene que ser mío. Y entonces luché por ello hasta lograrlo.

- Red Teatral: Después de cuatro años dando vida a Mario en el género de los musicales ¿No te apetecería cambiar de registro?

- Carlos: El teatro es mucho. Tampoco tengo mucha experiencia en televisión…en cine nada. El teatro es lo más grande porque siempre depende del público, de su reacción; por eso cada función es distinta, depende de ellos. Esa es la magia del teatro y por eso me gusta. Nosotros llevamos la trama, contamos la historia, y el público las emociones. Hay días de función en los que el público está muy eufórico y los personajes cobran más vida, cuentan chistes y alargamos determinadas cosas para que el público lo disfrute más.
También es verdad que interpretamos varios personajes dependiendo de la función y en ese sentido si que pueden variar las formas, y eso es la locura, por eso, como cada actor interpreta a dos o tres personajes la ilusión nunca se pierde y el trabajo nunca llega a ser monótono.

- Red Teatral: ¿Hay lugar para la improvisación en Hoy no me puedo levantar?

- Carlos: No nos dejan. Pero a veces jugamos un poquito con algunos gestos, alargando escenas concretas…no podemos modificar el texto, en principio no se permite, cosa que entiendo porque para eso hay un guionista, pero lo cierto es que, como te decía, dependemos de lo receptivo que esté el público.

- Red Teatral: En los musicales, es básica la compenetración entre vosotros, de hecho supongo que es la magia de este género, pero ¿no te gustaría probar en otro registro y actuar más en solitario?

- Carlos: Creo que por mucho que Mario y Colate sean los personajes principales, por encima de todo somos un grupo. Si estuviesen ellos dos solos haciendo la función sería un muermazo, y por eso creo que los musicales son tan grandes. Hay un grupo de bailarines, de músicos, que por cierto son alucinantes, y un elenco de actores también muy bueno; entonces todo funciona como un grupo, pero no porque Colate, Mario o María estén en el escenario. Considero el teatro como un trabajo en grupo y me gusta más que sea así. La única forma que yo veo de hacer algo en solitario sería grabando un disco. No se me ha planteado la posibilidad todavía, pero está claro que encantaría.

- Red Teatral: ¿Es la música tu gran pasión?

- Carlos: La que más. Yo creo que es lo primero, desde que nací supongo que me llamó la atención. Escuchaba los discos que tenía en casa y me llamaba mucho la atención las armonías que se podían conseguir entre voces distintas. Yo intentaba imitarlo des de pequeño. Te puedo decir que la música es la guía de mi vida. Siempre me quedaré con la música, aunque también es cierto que todo lo que me complemente será maravillo, pero espero conseguirlo porque de verdad que la música es lo que me puede.

- Red Teatral: Este entusiasmo hacia la música, ¿te viene desde pequeño, es una vocación o de repente poco a poco te fuiste dando cuenta de que era lo que te gustaba y quisiste dedicarte a ello?

- Carlos: Yo estaba estudiando una ingeniería. Me gustaba enredar con los aparatos, las luces y por eso empecé la carrera. Pero también es verdad que desde pequeño, ya cantaba con mi primo, luego empecé a cantar en el instituto, en fiestas, y como lo hacía bien comencé a grabarme. Vi que era el momento, tenía 18 años y quise tomármelo en serio. Era la oportunidad para poder empezar a dedicarme a lo que me gustaba. Ahora tengo a todos mis amigos licenciados, yo dejé la carrera, pero así soy feliz. Estoy encantado con lo que hago.


- Red Teatral: Dices que si no te hubieses dedicado a esta profesión trabajarías en algo relacionado con la creación. ¿Has pensado alguna vez en dirigir, en estar detrás del escenario y crear tu propio espectáculo?

- Carlos: No me siento preparado para dirigir. Me veo capaz de organizar, me aún me falta aprender muchísimo para poder estar detrás del escenario dirigiendo.

- Red Teatral: ¿Quién te ha inspirado y te ayudado más en tu carrera profesional?

- Carlos: En los últimos 4 años he aprendido muchísimo de mucha gente que trabaja conmigo en Hoy no me puedo levantar. Hace poco tiempo hice de Colate para la función infantil. Tenía dos días y pensé: no se me el texto, ni las acciones…pero esta empresa es tan grande y tiene cosas tan buenas como para poder jugártela así y casi volverte loco, pero te das cuenta al mismo tiempo de que esa exigencia te ayuda a ser cada vez mejor. Es lo que te ayuda a estar en constante tensión y mantenerte despierto. Ese sentimiento estaba siempre presente cuando estaba Nacho Cano. Es un genio. Es un fenómeno y le admiro, de hecho me encantaría volver a trabajar con el. <como genio tiene sus locuras, pero se le permite. Con él, cada día era como un casting, es super exigente, muchísimo, pero también es cierto que igual que te exige, también te da mucho. Es algo recíproco, y por eso me quedaría con él, porque aparte de tener un sensibilidad extraordinaria, creo que en lo surtimos años es la persona que más me ha ayudado y de la que más he aprendido. Nacho Cano es la persona que más seguridad me ha dado y más ha confiado en mi a pesar de estar en ondas totalmente distintas. Me ha aportado infinidad de cosas, y sobretodo me ha hecho espabilar de forma muy sutil. Así que siempre le estaré agradecido por haberme dado el personaje de Mario. Nacho ha sido mi referente profesional, es un persona muy completa, que si ya antes me gustaba con Mecano, ahora puedo decir que como persona es muy especial y un gusto trabajar con el.

- Red Teatral: Ahora que empezáis la gira vas a continuar con Mario pero también vas a intercalar funciones interpretando a Anselmo. ¿Este giro te supone un nuevo reto?

- Carlos: Por supuesto. Es un reto absoluto. Aunque vaya a seguir haciendo de Mario, con Anselmo voy a cambiar totalmente de registro. Unos días interpretaré a un chico de unos 20 años y otros días a un hombre de 30 o 40.Con lo cual, el cambio no sólo tiene que ser físico, sino dar vida a una persona más serena y más madura también.

- Red Teatral: ¿Qué tienes de Mario y qué de Anselmo?

- Carlos: De Mario tengo las ganas de comerme el mundo. Yo ya no tengo 20 años, tengo unos pocos más, pero conservo las ganas de enamorarme, de vivir de la música, la ilusión y su impulsividad. De Anselmo el liderazgo, la capacidad de organizar e incluso de ser un poco papá con la gente que quiero, con mis amigos.

- Red Teatral: En la actualidad parece que hay mucha demanda de musicales. Hay actores muy jóvenes, bailarines y actores que buscan en este género el éxito. Crees que es un tirón pasajero? ¿Son los productores quienes incentivan este tipo de modas?

- Carlos: Si echamos la vista atrás y recordamos lo que había en Madrid hace 10 años en lo que se refiere a musicales, teníamos Grease, el Hombre de la Mancha y poco más. Ahora los productores están apostando mucho por este género, incluso yo no sé si demasiado. Me refiero a que puede haber ahora mismo en cartel 6 o 7 musicales y el público aún no está acostumbrado, quiero decir que no tiene asimilado ir al teatro a ver un musical cada semana o cada mes. Por ejemplo, el musical de Ana Frank va un poquito peor, está teniendo menos tirón, quizá por estar más alejado de Gran Vía. No lo sé, pero si es verdad que una buena producción y promoción ayuda muchísimo. Hay grandes historias que no llegan al gran público porque no se potencian. Por suerte, Hoy no me puedo levantar siempre ha tenido muchísimo éxito, pero también te digo que ahora todo está más parado. A lo mejor es culpa de la crisis, que al fin y al cabo la sufrimos todos, pero nosotros no nos podemos quejar.

- Red Teatral: ¿Es la inseguridad de este trabajo la que te ayuda a mantener los pies en la tierra?

- Carlos: Si, desde luego. Yo en el mundo del teatro he trabajado de todo. Ahora tengo un personaje principal, pero he sido secundario, bailarín, corista…y sé cómo va esto. Un día puedes tener mucho éxito y al día siguiente tienes un papel secundario, pero también te digo que es algo que no me inquieta nada porque de todo puedes ir aprendiendo, que es de lo que se trata.

- Red Teatral: ¿Qué necesita Carlos para no perder la ilusión de Mario?

- Carlos: Confiar en mi. Tener seguridad. Con esto no necesito un papel principal. Sólo estar convencido de lo que hago, de lo que elijo, y hacerlo bien.

- Red Teatral: ¿Qué sueño tienes por cumplir?

- Carlos: Trabajar en Disney. Tengo casi 30 años y soy fan de Disney. A veces me pregunto ¿habré tenido una infancia traumática para que me guste tanto? Pero no, que va, es que simplemente me encanta, y sería un honor trabajar para Disney.

- Red Teatral: ¿Qué proyectos profesionales tienes ahora?

- Carlos: Continuamos con la gira. Y personalmente, tengo cosas en el aire, también relacionadas con el teatro musical. Aunque también me veréis en alguna serie de televisión. La televisión, aunque ganas más y trabajas menos, no es mi prioridad, no es lo que me llena, pero apareceré en alguna.

- Red Teatral: ¿Alguna vez has pensaste tirar la toalla?

- Carlos: En dejar la profesión no, nunca. En abandonar algún trabajo en concreto sí porque no creía que se me estuviese valorando, pero en abandonar el teatro jamás. No ha pasado nada hasta el momento que me ponga entre la espada y la pared.

- Red Teatral: Por último Carlos, danos razones para seguiros este verano en la gira

- Carlos: Verme de Anselmo. El aire nuevo, la gente nueva, la energía, las ganas de volver. Y verme de Anselmo. Que vengan los que ya han visto la función y los que no, porque habrá muchas caras nuevas y eso se notará en lo que podamos transmitirles. Además, durante 3 o 4 horas podrán olvidarse de la crisis y disfrutar del musical.

Teresa García

COMENTA EL ARTÍCULO EN EL FORO

google+

La Escuela del Musical -->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS