Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Entrevistas

DAVID ORDINAS: LA DULZURA DE UNA BESTIA




Entrevista a David Ordinas, la Bestia del exitoso musical “La Bella y la Bestia”.


Este mallorquín de 28 años va conquistando corazones con su personaje de la Bestia que empieza siendo un auténtico animal para convertirse en el príncipe soñado por todas las niñas y las no tan niñas. Pudimos entrevistar al protagonista de uno de los musicales con más éxito de la Gran Vía que con su simpatía, sus gestos y su sonrisa consigue transmitir a la perfección la pasión que siente por su trabajo y lo feliz que es haciéndolo. Y es que David Ordinas tiene una larga trayectoria en musicales como Cats y Cabaret, entre otros muchos pero no sólo actúa y canta sino que también es compositor como lo demostró en Shakespeare a capella. Ha estudiado teatro dos años en Nueva York pero por suerte se volvió a España para interpretar a la Bestia que conquista el corazón de la hermosa Bella en esta obra rescatada de la película de Disney que tanto hemos visto desde pequeños y que todavía tenemos la oportunidad de vivirla más cerca que nunca. Y es que el musical de La Bella y la Bestia tiene magia, tiene algo muy especial que hace que la disfrute todo tipo de personas y es que soñar es para todos los públicos.


Redteatral: En “La Bella y la Bestia” tienes probablemente el papel más complicado y el que más evoluciona a lo largo de la obra, ¿no?

David: Yo creo que sí, todos evolucionan de alguna manera, todos tienen su historia pero claro creo que la bestia es de donde el musical ha sacado eso de la belleza interior, de donde el musical ha sacado la moraleja digamos, es donde la historia se centra para hacer ver lo que pasa en la historia. Yo creo que sí que tiene esa responsabilidad. Hombre pasa de ser una bestia bestia, de comer carroña, a convertirse siendo bestia a ser un príncipe, ser humano.

Redteatral: ¿Cuánto tiempo tardas en maquillarte para convertirte en la Bestia?

David: Ahora hemos bajado bastante gracias a Dios, tardábamos mucho al principio era hora y media casi. Ahora ya en cuarenta minutos estamos; la maquilladora tiene casi todo el mérito, casi todo no todo. Claro a base de hacerlo ya llevamos nueve meses, a base de hacerlo es muy rápido.

Redteatral: Debe ser duro cantar y bailar en el escenario con el disfraz porque incluso llevas zancos…

David: No son zancos son unos tacones de plataforma a lo drac queen bastante importantes. El baile solo bailo el vals que bueno te tienes que acostumbrar a las botas, no es difícil. Si tuviera que hacer el baile del festín seguramente lo pasaría bastante peor pero el baile no. Hombre fue lo más difícil de adaptarse, eso está claro. Las dos primeras semanas fueron duras, muy duras porque llevo muchas cosas encima y no estamos acostumbrados. Pero bueno a todo se acostumbra uno.

Redteatral: Y hasta el final de la obra no se te ve el rostro…

David: Exacto, además no salgo en ningún papel ni salgo en ningún sitio, pero bueno es The Price you got a pay, el precio que hay que pagar.

Redteatral: ¿Qué le dirías a la gente que todavía no haya visto el musical para que fuera a verlo?

David: Yo creo que es bueno venir porque es un momento mágico ¿no? Yo creo que en la sociedad en la que vivimos hay pocos momentos en los que puedas decir desconecto porque siempre está la hipoteca, el Euribor. Yo creo que la gente que viene aquí es unánime que dicen he conseguido desconectar durante tres horas completamente. Si consigues meterte en la obra que gracias a escenografía, vestuario, las canciones y todo es bastante fácil si vienes predispuesto a pasar un buen rato, es fácil meterse en la historia, meterse en todo, quedarse con los detalles. Y después de la función dices durante tres horas no me he acordado de ningún problema. Yo creo que eso es básico y además es importantísimo en la sociedad en que vivimos.

Redteatral: Trabajas con Julia Möller, Pablo Pujol, Raúl Peña, ¿cómo es trabajar con ellos?

David: Julia es magnífica, Julia es una actriz maravillosa en todos los aspectos, tiene una voz muy bonita y creo que los dos somos buenos en dar y recibir, es muy importante al ser actor para que tú puedas sentir cosas tienes que sentir que realmente el otro te lo está pidiendo y creo que juntos somos un tándem que se comunica muy bien en el escenario y eso es básico. Con Raúl y con Pablo no tengo ninguna escena aparte de la pelea del final, no tengo ninguna escena con ellos, por lo tanto son muy buena gente pero como relación actor muy poca. Yo no tengo ni con el pueblo, soy un poco de elite solo me relaciono con los míos, con los de mi castillo (risas).

Redteatral: ¿Qué tal los ensayos del musical? ¿Son muy duros?

David: Fueron duros al principio porque el director, Glen Casale, que es americano tenía un trabajo justo en medio, por lo tanto tuvimos que hacer diez días súper intensos al principio donde tuvimos que aprender toda la obra en diez días. Después tuvimos otros diez o quince días sin él que repasamos todo lo que habíamos hecho antes y después tuvimos el final que fue cuando el volvió y volvimos a hacerlo ya metido, por lo tanto, esos diez días fueron locura totalmente, después los quince siguientes fueron como un poco aburriditos porque ya sabíamos todo pero simplemente teníamos que pasarlo y pasarlo y al final ya vinimos aquí y todo fue rodado.

Redteatral: ¿Cuál es la reacción del público en general?

David: Yo creo que es increíble cada noche, hay muy pocas veces que digas el público está un poco… muy pocas casi contadas con la mano. La gente le encanta, ves la gente con una sonrisa al final casi siempre tenemos a la gente de pie en el teatro, gracias a Dios está el teatro muy lleno siempre, eso es difícil, es difícil en un teatro de 1500 personas que tienes 500 y parece que está vacío y casi nunca tienes la sensación de que estás actuando para poca gente y eso es privilegiado.

Redteatral: ¿Y hay muchos niños no?

David: Muchísimos, pero hay mucha gente mayor, muchos padres, y eso es lo bueno también de esta obra que es para toda la familia. Disfrutan todos por igual, que eso también es muy importante.

Redteatral: ¿Cuál es la escena que más te gusta interpretar en “La Bella y la Bestia”?

David: La escena que más me gusta hacer al final del primer acto es mi canción, para ser egoísta, me gusta mucho ese momento porque yo creo que es un momento muy importante para el personaje de la bestia, es un momento en el que él ve que ha dejado escapar la única esperanza que tiene para volver a ser persona y claro canta y es muy bonito pensar que él… porque mucha gente piensa los actores de musicales es que van y de repente se ponen a cantar, es como estúpido aaaahhhhh, vale. Si lo piensas, vale puedes pensarlo así y tiene sentido pero si lo piensas como a mí una frase que me dijo un profesor americano me dijo: “los actores de musicales se ponen a cantar porque lo que están sintiendo es tan tan fuerte que es imposible explicarlo con palabras” y uno se tiene que poner a cantar porque es una expresión que tiene como más expresión como palabra. Y ese momento necesita una canción porque ha dejado escapar la única oportunidad que tiene de vivir y lo has hecho porque la amas, ¿me entiendes? Es como…. Pufff por lo tanto esa canción… mira es que se me está poniendo la piel de gallina solo de pensarlo y llevo nueve meses haciéndolo, ¡por dios! ¡Qué friki soy! Pues ese yo creo que es un momento muy bonito para el personaje de la bestia pero hay escenas más cómicas como la escena de la habitación donde le digo que tiene que ir a cenar y ella no quiere y ¡yo quiero que vaya! Y todas estas cosas. Todo es muy bonito la verdad es que disfruto de arriba abajo.

Redteatral: ¿No hay ninguna que te cueste especialmente?

David: Hombre al principio el ser tan duro, por ejemplo la primera escena que tengo con ella es dura porque tengo que mostrar que soy muy bestia y eso conlleva una posición física muy exagerada, una voz muy afectada lo cual es difícil salir de tu cabeza diciendo tengo que ir con cuidado porque es muy fácil pegar un grito y cascarte o hacerte daño en las cuerdas y eso claro para un actor y cantante como yo es difícil salir de ese chico que se cuida ¿no? Y dejarte llevar por la voz esta. Por lo tanto, esa me cuesta por eso porque tengo que intentar controlarme pero a la vez dejarme llevar por esa bestia.

Redteatral: Tu primera experiencia en un escenario fue con tu grupo musical Limit donde empezasteis tocando rock & roll y acabasteis con heavy. Y ahora cantante de musical, ¿cómo se lleva ese cambio?

David: Fui un cantante heavy muy poco heavy. Heavy de persona mucho, yo soy muy heavy pero mi voz es mucho más cálida, mucho más digamos de registro bajo que los cantantes que me gustan que son ¡¡¡aaaahhhhhhh!!! todo súper gritado y súper tal, a mi me encantaba eso, yo iba a la sala de ensayo y lo intentaba pero al cabo de dos días estaba afónico. Y empecé clases de canto y en ese momento y casi ahora en Mallorca clases de profesores de canto moderno hay muy pocos, todo era canto clásico y empecé con el clásico, empecé en el conservatorio, empecé a amar la ópera y después llegaron castings y ya empecé con el musical, digamos que empecé con la ópera pero gracias al grupo fue como descubrí lo otro. Echo muchísimo de menos el grupo, me encanta pero no se puede hacer todo.

Redteatral: También hiciste obras como “Orfeo en los infiernos” o “Hermanos de sangre” hasta que hiciste un trabajo como compositor en “Shakespeare a capella”.

David: Ahora es una faceta que estoy haciendo bastante, me encanta porque siempre ha sido una cosa que era como un hobby y bueno ahora estoy haciendo trabajitos, hago música para eventos y me gusta mucho componer musicales, tengo varios proyectos en marcha. Por ahora lo hago como más hobby pero últimamente he ido haciendo trabajos, los cuales los cobro, que está muy bien y casi puedo empezar a decir que soy profesional de esto a mi nivel que es bajito pero “Shakespeare a capela” fue muy interesante para mi carrera porque fue mi primera intrusión en el mundo de la composición y fue muy grata, el espectáculo no fue un gran éxito pero personalmente y para mi carrera la verdad es que despertó algo muy interesante que espero que algún día pueda ser mi forma de vivir.

Redteatral: ¿El teatro te deja tiempo para seguir componiendo música?

David: Ya soy un poco friki tengo que admitirlo, vivo por ello… vivo por ella que me da… (risas), totalmente. Parece raro pero un poco aburrido también es pero sí me dedico casi las 24 horas del día a ello, si porque es muy difícil, la gente piensa que venimos aquí somos actores, nos vamos a fiestas de elite pero no, nos tenemos que ir a dormir y tenemos que cuidarnos muchísimo para estar bien para la obra y yo eso es una cosa que un día aprendí que tenía un concierto y me fui de marcha el día anterior y fue terrible. Y dije pues nunca más, si he elegido esta carrera voy a sufrir de esta manera, por lo tanto no salgo, estoy en casita mucho. Al estar en casa, me montado un estudio y hago mis cositas y por eso me divierte. Tengo la suerte de hacer lo que me gusta y divertirme con ello.

Redteatral: Participaste en el musical Cats, donde has dicho que no te veías actuando, ¿por qué?

David: Yo no me veía para nada. Si me hubieran dicho “Cats”. Yo antes pesaba muchísimo más, yo siempre he sido un chico muy grandote e iba haciendo musical y me iban pidiendo que llevara menos ropa o que llevara ropa más ajustada, claro cuando llegó Cats con la licra hasta arriba, yo digo "no me lo puedo creer". Gracias a Dios perdí mucho peso… ahora lo he ganado bastante pero no me veía porque bailarín no he sido, bailo pero no soy un bailarín. Por lo tanto gracias a Dios pude hacer el Rum Tum Tugger que originalmente no tenía que ser un bailarín, no fue un bailarín, después se han hecho versiones y ha bailado pero el original era un cantante de rock de la época inglés que no bailaba nada e hice su track, osea que bailaba poco. Pero bueno me muevo con gracia y eso bastaba, fue una experiencia maravillosa. La verdad es que pensaba que no lo iba a ser pero fue muy grata.

Redteatral: Después de estar en Cabaret te fuiste a Nueva York…

David: Exacto. Lo que estaba pasando es que me estaba sintiendo en un medio en el que yo no me había preparado, se habla de talento, es igual pero yo estaba trabajando en una cosa en la que yo no había recibido muchas clases, sólo de canto. Yo estaba haciendo cosas de actor y había hecho algún curso, haces una obra de teatro pero necesitaba decir tengo que ser actor para hacer de actor y aquí hay muy buenas escuelas pero digo ya que voy, voy a hacerlo con el mínimo tiempo posible para no perder mi carrera en el intento y coger lo máximo que pueda. Y claro era básico irse o a Londres o Nueva York y encontré una escuela en Nueva York que fue magnífica y además me tenía ocupado casi las 24 horas del día y eso fue básico porque no me gustó nada vivir en Nueva York.

Redteatral: ¿No fue buena la experiencia trabajando en Nueva York?

David: La experiencia me encantó porque estaba en el teatro y el ambiente teatral en Nueva York es impresionante pero como sociedad, como ciudad soy demasiado español para eso, me gusta la tortilla de patata, ¿sabes? Me cuesta, me cuesta pero menos mal que esa escuela me dio tanto en dos años que es relativamente poco que tuve que cogerlo, tuve que dejar Cabaret y arriesgarme y mira ha ido bien porque enseguida terminé la escuela y a los diez días era la Bestia.

Redteatral: ¿Y te volviste a España para hacer el personaje de la Bestia?

David: Si si, de hecho tenía trabajo ya en Estados Unidos, iba a hacer una gira de Evita y ya estaba firmado, tenía una agente, tenía manager, tenía de todo ya, estaba todo encaminado pero dije no no yo me vuelvo para España y gracias a Dios ha sido un éxito y estoy aquí trabajando.

Redteatral: ¿Cuál ha sido el casting más duro que has tenido que pasar?

David: El casting más duro que he tenido que pasar… todos son duros, la verdad es que me presento a pocas cosas. Una cosa que tiene que tener un actor muy claro es que se tiene que presentar a lo que realmente puede hacer porque pasa con todo, en Nueva York pasa igual, te vas a un casting y ves unas colas de gente y dices están pidiendo un chico latino y ves a gente rubia, alta como si fueran suecos y dices ¡por favor!, pero si están pidiendo un latino. Por lo tanto yo siempre he ido a lo que realmente podía hacer y ha habido pocos castings que no haya conseguido. El más duro yo creo ha sido este porque ha sido el más largo, Stage, la empresa siempre han venido directores de fuera siempre te tienen que ver varias veces, y te prueban muchas. Yo creo que ha sido este el de La Bella y la Bestia y realmente tenía muchas ganas de volver y quería que me saliera bien. La presión era grande.

Redteatral: Cuéntanos alguna anécdota que te haya pasado en los castings…

David: ¡Ay!, sois fatales con las anécdotas, ¡siempre las pedís! Todas las entrevistas “cuéntanos una anécdota”, un casting, una anécdota…

Redteatral: Apréndete una y la cuentas en todas las entrevistas…

David: Tendría que hacer esto. Hice el casting de Cats con pantalones vaqueros ya ves, osea me olvidé de la ropa de baile para Cats, es así de estúpido por ejemplo. No me acuerdo de otra. En las pausas iré pensando.

Redteatral: ¿En qué momento te diste cuenta de que querías ser actor?

David: A la música decidí dedicarme a ello, intentarlo cuando yo estudié turismo y empecé a trabajar en una recepción de hotel y lo odiaba con todas mis fuerzas, por lo tanto, dije no puedo hacer esto por el resto de mi vida, por tanto decidí tengo que hacer otra cosa y es cuando decidí me dedico a la música y es cuando estaba en el conservatorio. Cuando decidí ser actor y dedicarme al mundo del teatro musical fue en Hermanos de sangre y esto lo cuento siempre. En Hermanos de sangre hacía de narrador y nos quedamos un día con un par de actores, gente de muchos años, como Albert Muntanyola que ahora está en “Mama Mía” Barcelona y Enric Llort, son catalanes que estaban conmigo y son gente de teatro de toda la vida y me cogieron un día y me empezaron a hablar de mi personaje, del narrador y empezaron a darme tanta tanta información sobre lo que podía dar este personaje al resto de los personajes y a la gente que me emocioné tanto en ese momento que me puse a llorar pero como un niño, sólo de pensar en la responsabilidad que podía tener y lo que un personaje de teatro puede hacer sentir a tanta gente, ¿no? Como puede hacer la Bella o puede hacer la Bestia en un momento que el público realmente sienta ese dolor, es tanto el poder que me encantó poder tener ese momento de hacer soñar a una persona, de hacer sentir, de hacer llorar a otra persona. Hay un momento en la obra que me encanta porque es un momento que dejo marchar por segunda vez a la Bella, que es que soy tonto, y muchas veces con la emoción me pongo a llorar y ves la gente de primera fila y segunda fila que realmente están llorando conmigo y eso es tan bonito y te dicen como he llorado contigo y tal. Eso es bonito porque, por supuesto, es un llanto de emoción, un llanto bueno, no es un mal llanto. Me encantó poder conseguir eso como actor y además es un reto, es un reto diario y eso es bueno ¿no? Porque la recepción ningún reto diario, todo era lo mismo, todo eran problemas. No me puedo quejar.

Redteatral: Eres actor, cantante y compositor, ¿qué te queda por probar dentro del mundo del espectáculo?

David: Siempre dicen lo de la tele, el cine. Me encantaría claro que sí, todo actor le encantaría expandir sus alas y hacer todo lo que se pueda hacer pero si tengo trabajo en teatro musical no voy a buscar otra cosa. A lo mejor producir algún día… a lo mejor dirigir algo pero esto dentro de mucho, tienes que tener tanta experiencia para dirigir algo, ya se verá.

Redteatral: Aparte de todo esto, ¿qué aficiones tienes, si te queda tiempo claro?

David: ¡Pocas! Mis aficiones gracias a Dios son mis trabajos pero me encanta el deporte, me encanta el mar, soy de Mallorca.

Redteatral: ¿Echas de menos vivir en la isla?

David: Mucho, pero a todos los isleños nos pasa. Pero vamos la vida es para sacrificar las cosas que te gustan por cosas que te gustan más.

Redteatral: ¿Te costó adaptarte a Madrid?

David: Llevo ya muchos años viajando, fue más difícil adaptarse a Nueva York que es mucho más extremo. Madrid… la humedad, somos personas de humedad, me gustaría más vivir en Barcelona pero porque necesitas el mar porque solo el olerlo, la brisa, a nosotros nos da la vida pero Madrid es muy buena de llevar, no tengo ningún problema es adaptarte a la sequedad y esto el cuerpo dos días.

Redteatral: ¿Te sigues poniendo nervioso antes de salir al escenario?

David: Poco, ¿eh? poco, mi cuerpo reacciona raro a los nervios, no tengo unos nervios normales. No soy de temblar, casi nunca me suelo poner nervioso no. Recuerdo cuando tocaba las primeras canciones con mi grupo de música, pero para que veas que es de tiempo, yo tocaba el bajo y cantaba, las primeras dos canciones nunca las podía tocar porque tenía todo el brazo como en éxtasis, las dos primeras canciones no las tocaba de nervios pero claro al final ya me tenían que sacar a patadas del escenario, decían ¡vete ya! Ahora ya es como mi segunda casa o la primera.

Redteatral: ¿Tienes algún modelo de actor al que te gustaría parecerte?

David: Por supuesto, me encantan los grandes como De Niro y Pacino, Bardem. A ver, de musicales que pueda decir, alguien de musicales que haya visto que me haya emocionado mucho… Vi Brooklyn una vez y me fascinó una chica jovencísima Elena Espinosa, canta maravillosamente y me transmitió muchas cosas, todo el cast. No te puedo decir más.

Redteatral: Dinos un musical en el que te gustaría participar algún día.

David: Hay uno que me encanta, mira Robert Cuccioli estrenó Jekyll y Hyde en Broadway, fue nominado a un Tony. Pero no quiero hacer esa quiero hacer otra que le vi hacerla en Nueva York que es Jacques Brel is alive and living in New York, Jacques Brel está vivo y vive en Nueva York, es una película que se hizo hace muchísimos años de música de Jacques Brel y se hizo un espectáculo en Broadway y le vi a él haciendo uno de los papeles, Robert Cuccioli y me emocionó muchísimo. Yo creo que es de las veces que me ha emocionado más pero eran todos, son cuatro actores y es una obra que me encantaría hacer y que voy a hacer todo lo posible para hacerla algún día aquí en España. Fue muy curioso porque me gustó tanto que hice una grabación que está en mi página web además, es Ámsterdam que es una canción de Jacques Brel y le hice una versión, hice yo el arreglo en casa y se la di en persona que es la primera cosa que hago de fan friki en mi vida pero vino a mi escuela a hacer una charla y dije es mi oportunidad, yo ya le había visto y dije soy fan de esta persona y se lo di y con mi web y me escribió diciéndome lo mucho que le había gustado y ese ha sido uno de los momentos de mi vida que digo… Guaaaaaauuuuu!!... mola. Muy bonito, por lo tanto me gustaría tener una carrera como la del actor este que está teniendo muchos problemas, por cierto, para encontrar trabajos porque la gente le encasilla en Jekyll y Hyde muchísimo, pero estaba magnífico en Jacques Brel. Este espectáculo es cuatro cantantes interpretando las canciones de Jacques Brel, no tiene ni hilo argumental ni nada, son cuatro personas cantando, cada canción es un mundo y es precioso. Espero algún día poder hacer esa obra, de verdad. Osea que te he contestado dos preguntas en una.

Redteatral: ¿Alguna vez has hecho el ridículo encima de un escenario?

David: Ay sí, pues claro. Tengo una muy buena cuando hacía Peter Pan, hacía de jefe indio, teníamos una canción que era muy rara porque intentaba hablar en indio y había un momento que decía: “Hoy es nuestro día, la luna…” bueno se me fue la letra y durante toda una estrofa canté: “chan chachara chan chan chachacharancharn….” Y eso fue mi letra y en ese momento, antes de esa estrofa todos los bailarines que además era un momento que estaba todo lleno de indios, todo el escenario lleno de indios con espadas y con palos y tal y el momento ese todos hacían: Flaasshhhh! Y se tiraban al suelo y me miraban y yo empecé “chacharanchacharan…..” y fue general y todos los actores que estaban en el escenario empezaron a reírse. Ese momento fue… y seguro que hubo más de tres que ni se enteraron y dijeron no le entiendo muy bien a este chico, ¿eh? Pero no se enteraron. Soy bueno en improvisar letras. Por lo menos no hago: lalalalaalala…o me quedo callado.

Redteatral: ¿Cómo ves el panorama actual del teatro?

David: Yo creo q mejor que nunca y progresa y eso es evidente porque cuando empecé había en Madrid dos musicales y en Barcelona uno y ahora ya ves el panorama, está increíble y hay teatros llenos y la gente le gusta el teatro y va al teatro lo cual yo creo que está muy bien. Tenemos que ser conscientes de que tenemos que dejarlo tiempo, no podemos querer ser como Broadway o Londres en un par de años porque ellos llevan muchísimos años más que nosotros. Tenemos una progresión buena y creo que no hay que fastidiarla, es el momento de no fastidiarla y esto es un llamamiento a productoras. Este es el momento de confiar en los actores, en gente que se está preparando muchísimo y confiar en producciones de aquí también, ¿por qué no? Como Hoy no me puedo levantar o Quisiera ser que te gustarán más o menos pero son cosas de aquí, que son nuestras y que un día se recordarán como algo clásico y eso es muy bonito y también confiar en producciones como estas, coger lo bueno que nos han dado estas sociedades y traerlas aquí con la calidad que se merecen. Yo creo que está mejor que nunca y espero que siga esta progresión.

Redteatral: Por último, ¿conoces RedTeatral?

David: Si, estuve el otro día en la página web, además.

Redteatral: ¿Y qué te parece…?
David: Muy bien, me parece magnífico para nosotros, perfecto.

Si queréis saber más sobre este actor, cantante y compositor visitad su página web: www.davidordinas.com


Patricia Olivares

COMENTA ESTA ENTREVISTA EN EL FORO

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS