Enviar
Red Teatral
Para imagen fija
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

DESDE EL ZAGUÁN (Nuestra critica)




"Desempolvando recuerdos"...


Desde el zaguán, es sobre todas las cosas una invitación a la ensoñación, a rodearnos de olor a naftalina, a ver imágenes en color sepia, como bien lo indican sus personajes; pero esto no es un dato negativo. La verdad que desde que te sentás en las sillas de Liberarte te trasladas a tus propios recuerdos, logrando emocionarte en más de uno de sus pasajes.

Primero hay que decir que esta obra está basada en el libro “La casa del pasillo largo” de Gustavo Fracchia, donde él también se reserva uno de los personajes.

Desde el zaguán es llevada adelante por el grupo teatral Tedrys, creado en 1998 por Sergio Bermejo con una larga carrera como director y autor teatral, en esta obra también es uno de los protagonistas, es presentador de los recuerdos y a la vez el personaje que une a todos los pasajes de la obra. También este grupo lleva adelante un taller de producción teatral independiente, dando a varios títulos la posibilidad de subir a escena, logrando llegar con gran éxito al circuito off de Buenos Aires con “La casita de los viejos” del gran autor nacional Kartun (se presenta actualmente), obra que comparte muchos contactos con esta.

Nos encontramos en la actualidad, con el viejo (no tan viejo) que debe dejar la casa de su vida y como no podría ser de otra manera, él irá recorriendo por última vez cada uno de los recovecos de esta vieja casa, dando lugar a los más dulces y nostálgicos recuerdos.

Apareciendo en su recuerdo (en el escenario), aquellos seres que marcaron su vida, como el Luí (anécdota de por más divertida), este no nacido, como lo indica uno de los personajes, verá su sueño hecho realidad, al festejar por primera vez su cumpleaños. Cachito lo envolverá en una aventura que lo llevará a un destino quizás más prometedor para él (unos de los momentos más nostálgicos).
La Bety y la Moniqui disputaran su amor y otras cosas en una temprana edad y el Pollito entrará en la jugada de su vida. Como queda claro en estas líneas, el lenguaje que maneja la obra es de un tinte dramático pero sin olvidar las risas y es ahí donde radica su grandeza.

Con una excelente dramaturgia/libro, Gustavo supo dejar claro una época bien marcada (es importante escuchar atentamente cada frase de los personajes) y se nota un pulso firme a la hora de escribir.

Es también una elección por parte de su director, Sergio, terminar cada uno de los bloques/recuerdos con una canción, donde los protagonistas también cantan.

Por el lado de las protagonistas tenemos a una jovencita de por más carismática cuyo nombre es Giuliana Regazzoni, co-equiper de Sergio en varias de sus obras, haciendo de sus diferentes personajes una actuación exquisita. Pero no se quedan para nada atrás, Alejandra Maiolatesi y Laura Cris Rotta.

En conclusión una propuesta que une una dramaturgia impecable, una dirección solvente y unas actuaciones que bordean la excelencia.

Desde el zaguán es una obra sumamente interesante que nos genera una emoción genuina, que provoca en el espectador un caluroso aplauso final y se nota en el esfuerzo de sus integrantes un genuino agradecimiento. No te la pierdas!

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI
Ver versión completa

google+

-->