Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

EL TEATRO CÓMICO BREVE




Junio 2008-Los pasos, los sainetes y los entremeses


El teatro cómico breve tiene una larga historia y es importante conocerla para entender un poco mejor nuestro teatro. Además es imposible hablar de ellos sin explicar que son los pasos, entremeses y sainetes.
El entremés es una pieza dramática jocosa y de un solo acto que era protagonizada por personajes de clases populares y solía representarse a finales del siglo XVI hasta su prohibición en 1780, durante el Siglo de Oro español. Se representaba entre la primera y la segunda jornada de una obra mayor. Más tarde, será sustituido por el sainete.
Pero volviendo al término entremés que fue el primero en utilizarse hay que señalar que procede del catalán y está documentado en el siglo XV como una especie de pantomima escrita tanto en verso como en prosa, que se representaba en banquetes cortesanos y en una acepción gastronómica, como “manjar entre dos platos”.
En el siglo XVI el género sufrió una evolución puesto que Sebastián Horozco (1510-1580) escribió el primer entremés no concebido para representarse entre actos, si no que se representó en un convento de monjas el día de San Juan Evangelista.
En este mismo siglo aparece Lope de Rueda (1510-1565) como cultivador del género logrando un gran éxito en la época, además de provocar un cambio en la denominación del género con la entrada en escena de “Los pasos de Lope de Rueda”, entre los que encontramos obras célebres como “La carátula”, “El convidado”, “Los criados” y “Las aceitunas”.
En el siglo XVII Luis Quiñones de Benavente (1600-1650) acaba por configurar el género definitivamente. Escribe los pasos en verso, incluso con algunos números cantados que acabarían desembocando en la creación de un subgénero llamado “tonadilla” o “entremés cantado”. Lope de Rueda recuperó su función de “alivio cómico” protagonizado por clases populares entre los actos de una obra principal. La segunda mitad de este siglo XVII coincide con la fase más popular y prolífica de los entremeses, dando lugar al costumbrismo. Finalmente a finales de este siglo y comienzos del XVIII las ideas se empiezan a agotar, y el género pierde vitalidad, llegando a prohibirse en 1780 por los teóricos de la Ilustración debido a su vulgaridad.
Es entonces cuando aparece el sainete, que se representa entre el segundo y el tercer acto, siendo una obra más extensa, de carácter menos lírico, con pocos números cantados y de argumento algo más elaborado. En este género destacaron autores como Ramón de la Cruz (1731-1794) y Juan Ignacio González del Castillo (1763-1800).
A finales del siglo XIX y los comienzos del XX los autores empiezan a recuperar el entremés. Se recupera su esencia y las características más esenciales del género, autores como Valle-Inclán (1866-1936), Carlos Arniches (1866-1943) y Max Aub (1903-1972) fueron algunos de los escritores más importantes que reeditaron los éxitos de los entremeses.
El entremés ha quedado como uno de los géneros fundamentales del teatro menor, los personajes son de clases populares y su temática se identifica con el costumbrismo. Como ya dijo en su día Lope de Vega “porque entremés de reyes no se ha visto”.
Utiliza un lenguaje muy rico y vivo, cargados de populismo e incluso tecnicismos propios de los oficios populares, trata temas vetados para las piezas mayores de forma directa y realista, lo que hizo en su tiempo ganarse las críticas de los colectivos más conservadores como la Iglesia por considerarlos espectáculos inmorales.
En cuanto a los personajes existía una gran variedad de ellos de muy diversos tipos como alguaciles, bobos, soldado pobre, sacristán, médico, boticario, escribano, letrado, criados, pajes, estudiantes, venteros, poetas, el marido, la mujer, montañeses, gitanos, franceses, portugueses, etc.
El entremés se convirtió en algo similar a un desfile de tipo sociales populares o representativos de distintos oficios, que reflejaba de una manera realista algunos temas que no podían aparecer en una pieza mayor.
Hoy en día sigue existiendo este tipo de teatro cómico aunque ya no sean piezas entre dos actos sino obras en sí mismas que tienen el protagonismo que merecen.
Patricia Olivares

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS