Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Entrevistas

EL TEATRO DEL TERROR




¿Quiéres saber lo que es un Pasaje del Terror?


No todo es teatro al uso; los actores y actrices, en muchas ocasiones, se ven obligados a interpretar en determinadas situaciones, y ante un determinado público que, la mayoría de las veces, no sabe, a ciencia cierta, lo que va a ver o a escuchar. Hoy queremos acercarnos a una realidad mucho más extendida de lo que parece, una fórmula de éxito que lleva años triunfando en España y en el extranjero, una forma de teatro que, por su desconocimiento, suele ser malinterpretada y, en ocasiones, denigrada: el teatro del terror.

Hablamos con Zoraida Marín y José Antonio Guerra, reconocidos profesionales del sector, cuyos últimos trabajos fueron los excelentes pasajes del terror vistos durante la fiesta de Halloween, en el parque temático de Port Aventura, y con Iván Meylan, coordinador de dichos espectáculos.

Después de ser espectador de primera mano, de los terroríficos escenarios y geniales actuaciones de este grupo de profesionales, no pude evitar cierta sorpresa (e incluso alivio), al encontrarme con tres jóvenes agradables, sonrisa continua y alegría al hablar, que poco o nada parecían tener en común con sus siniestros personajes.

REDTEATRAL: Habladnos un poco de vosotros, que l@s lector@s de redteatral os conozcan...

ZORAIDA: (Sonrisa continua) Pues somos actores y actrices normales. Yo, por ejemplo, soy licenciada en Psicología, y estudié interpretación, y algún monográfico como el de especialistas.

IVÁN: Yo no soy actor. Yo soy monitor de tiempo libre. He trabajado toda mi vida en hoteles, en el sector de la animación, hasta el año pasado, que comencé a actuar en “La mina del diablo”, durante el Halloween que se celebra en Port Aventura, y este año volvieron a llamarme para encargarme de coordinar los pasajes del terror del parque.

JOSÉ: Yo también soy actor.

REDTEATRAL: Y, ¿cómo, de repente, un actor decide dedicarse al teatro del terror, a actuar en pasajes del terror?

ZORAIDA: Hombre, lo primero es que te tiene que gustar todo lo referente al terror, el cine, la estética. Yo, por ejemplo, soy una fanática de este ambiente, desde siempre. Pero no empecé a dedicarme profesionalmente a esto hasta que me llamaron del Viejo Caserón, en el parque de atracciones de Madrid, para hacer una sustitución.

REDTEATRAL: ¿Y cómo fue aquella experiencia? ¿Qué significó para ti?

ZORAIDA: Pues, ¡imagínate! Desde pequeñita siempre me había encantado el Viejo Caserón, y en cuanto pude les dejé el currículum. Sonó la flauta y allí que me fui. Al principio, ya te digo, solo fue para una sustitución, pero la cosa cuajó y me quedé una temporada.

REDTEATRAL: ¿Y del Viejo Caserón a....?

ZORAIDA: Pues del Viejo Caserón a montar mi propio grupo, precisamente con compañeros de allí, puedes verlo en www.teatrodelterror.tk , nos dedicamos a montar pasajes del terror para fiestas, eventos, etc. Y mientras salen trabajos, me ofrecieron mi propio show, que nada tenía que ver con el terror, en el parque temático Dinópolis, hasta que me llamaron de Port Aventura, para hacer un casting para cubrir la campaña de Halloween de este año.

REDTEATRAL: Es curioso, la gente que entra a un pasaje del terror, no se imagina que lo que se van a encontrar allí son actores y actrices, que incluso han tenido que pasar por un casting.

JOSE: Sí, sí. Esa es una de las mayores desventajas que tenemos: el poco reconocimiento. Pero te digo que no he pasado un casting más curioso, y más duro, para trabajar en los pasajes del terror de Port Aventura. A mi, por ejemplo, me hicieron interpretar la transformación de un hombre en lobo, ¡imagínate! (Risas)

REDTEATRAL: Entonces, ¿podemos decir que lo que hacéis es puro teatro?

ZORAIDA: Claro, pero es un teatro diferente. No dejamos de interpretar, pero no estamos sobre un escenario, estamos con el público. Es muy parecido al teatro de calle, tenemos que provocar unos sentimientos, en este caso el miedo, en un público que pasa de largo, es cuestión de segundos, la mayoría de los personajes no tienen papel.

REDTEATRAL: A eso iba yo, ¿os dan un papel que estudiar o, por el contrario, tan solo unas directrices?

IVÁN: La mayoría de pasajes del terror tienen que tener un argumento, un hilo conductor para que el público se sumerja en la historia, y le llegue mucho más todo lo que hacemos. En esos pasajes, hay situaciones en las que el personaje habla con el público, y ahí sí que hay un papel; en otras situaciones, tan solo te dan unas directrices, acordes al argumento general del pasaje, y tú tienes que darle forma. La pega, en algunos lugares donde hemos trabajado, es que el hilo conductor quedaba en un segundo plano, pues era tal la afluencia de público, que, en ocasiones, importaba más la productividad de la “atracción”, es decir, el número de usuarios por hora, que la calidad del espectáculo.

REDTEATRAL: Pero entonces, vuestros pasajes del terror, ¿son considerados espectáculos o simples atracciones?

IVÁN: Én ocasiones somos atracciones, sin más, lo que supone un enorme error, pues, como te digo, la esencia del espectáculo se pierde a favor de la productividad. Puedes encontrarte grupos de treinta y hasta cuarenta personas, dime tú a mi cómo vas a lograr crear ambiente con tanta gente. Y en esos grupos siempre está el típico gracioso, el machote, el que no respeta... era difícil.

ZORAIDA: Esto no pasa en todos los sitios, gracias a Dios, a veces los grupos de personas que pasan son mucho más reducidos, el hilo argumental está más trabajado... Por ponerte un ejemplo, en muchos sitios, todos los personajes que tienen texto, los que hablan, llevan un micro, para que te hagas una idea de lo que se cuida la parte interpretativa. Así deberían ser todos estos espectáculos.

JOSÉ: Luego, como ha dicho Iván, están los graciosos, los que no respetan el trabajo. A mi me da igual que no se asusten, pero me molesta que me falten el respeto. Incluso, este año, me han llegado a agredir.

REDTEATRAL: ¿Agredirte dentro del pasaje del terror? ¿Y qué haces en esa situación?

JOSÉ: Sí, sí, dentro de “La mina del diablo”, en Port Aventura. Estaba haciendo mi papel y un alemán me pegó un puñetazo en la cabeza. Lo primero que sientes, antes que el dolor, es una pena inmensa, te sientes frágil, incapaz de hacer nada, y luego... bueno, no caes a su nivel, llamas a seguridad y ese hombre se va fuera del parque. Aun así, ¡imagínate la impotencia que te queda!

IVÁN: Te insultan muy a menudo, pero a mi eso me da igual, creo que es sinónimo de que estamos haciendo bien el papel. Prefiero que alguien me insulte, cuando aparezco en el pasaje, señal de que, al menos, le he asustado, a que permanezca indiferente. Intento no salirme del papel, seguir con mi interpretación.

ZORAIDA: Pero como verás, es un público difícil, una situación difícil. Por eso te decía al principio que te tiene que gustar muchísimo el ambiente. Es duro.

IVÁN: Sí, sí... ese es otro tema: pasas mucho tiempo solo, esperando que pasen los grupos, a oscuras, con un ambiente siniestro a tu alrededor, todo lleno de humo y luz tenue... pasas mucho tiempo pensando. Conozco a gente que no ha podido soportarlo por eso. En este tipo de trabajos no basta con ser buen actor.

ZORAIDA: Sí, estoy de acuerdo. El miedo es la mayor emoción, y tienes que aprender a controlarla primero. No puedes hacer sentir miedo si no sabes lo que es el miedo. No puedes hacer sentir miedo a alguien si tú eres el primero que no se concentra en ese ambiente porque te inquieta. He visto a grandísimos actores, compañeros míos, que interpretaban maravillosamente, pero que eran incapaces de asustar. Claro que también he visto a muchos otros que se limitaban a asustar, sin más, porque no eran actores.

REDTEATRAL: Entonces, ¿hay mucho intrusismo laboral en este sector?

ZORAIDA: Muchísimo. Pero creo que no es malo, de todo se aprende. Para este trabajo, como ya te he dicho, hay que ser buen actor, pero no solo eso, hay que amar el terror, sentir el terror, y lo más importante, saber transmitirlo.

REDTEATRAL: ¿Y cómo se transmite? ¿Qué trucos utilizáis para llegar a vuestro público?

ZORAIDA: Depende mucho de la persona. Llega un momento que ya sabes a quién puedes asustar y a quién no. En un grupo de personas que entran a un pasaje del terror, te encuentras gente muy diversa. A algunos una sugerencia les asusta mucho más que un golpe, hay que saber dosificar, también, no puedes estar gritando a cada grupo que pasa, porque la jornada es muy larga, y al final del día puede pasar factura.

IVÁN: Yo he llegado a la conclusión de que si logras asustar a una sola persona dentro de un grupo, el resto de personas que la acompañan ya está más predispuesto al susto, al miedo.

ZORAIDA: Es pura psicología interpretativa.

REDTEATRAL: Supongo que pocos serán los que os hayan aplaudido.

ZORAIDA: (Risas) No, en un espectáculo como un pasaje del terror, no encuentras aplausos, pocos son los que valoran tu trabajo. Las personas lo consideran una atracción más del parque de atracciones, y muy pocos se paran a contemplar, ¡qué se yo!, la ambientación del decorado, por ejemplo, los efectos especiales, la luz estudiada que hay en cada sala, los sonidos, la música, que, generalmente, son elementos muy trabajados y dignos de mención.

REDTEATRAL: ¿Cuáles son, entonces, las satisfacciones que encontráis?

IVÁN: A mi me basta con saber que alguien del grupo se ha asustado de verdad, y no me refiero al típico golpe seco que provoca el grito, sino al auténtico miedo. Lo de menos son los aplausos en este tipo de espectáculo. Y luego está lo que se liga... (risas)

ZORAIDA: Es verdad, hay mucha gente que se para y te pide el teléfono, o te espera a la salida... (risas)

REDTEATRAL: ¿En serio?

ZORAIDA: Sí, sí... Debe ser el morbo, el ambiente, es una especie de atracción a lo desconocido.

IVÁN: Luego, cuando sales sin maquillaje se dan la vuelta corriendo.

ZORAIDA: Les decepcionas. Es cuando realmente les asustas. (Risas)

REDTEATRAL: Hablando de este tipo de anécdotas, supongo que tendréis millones de historias divertidas que contar.

JOSÉ: No te lo puedes imaginar. Cada día nos pasa algo. Lo más curioso que me ha pasado últimamente fue, precisamente, hace unos días, en “La mina del diablo” de Port Aventura. Yo solía ponerme una peluca con el pelo echado hacia delante, como en la película “The Ring”, en una zona del pasaje conocida como el invernadero. Pues bien, nos llamó el encargado, un día, porque una señora se había quejado de que una niña con el pelo echado hacia delante, en la zona del invernadero, la había tocado. Tenemos prohibido tocar a las personas, eso nos lo recuerdan mucho. Lo curioso del caso es que ese día yo libraba y ninguno de mis compañeros había cubierto ese papel. Pero la señora, realmente, la había visto.

REDTEATRAL: Inquietante...

JOSÉ: Sin duda. Cuando volví, al día siguiente, ya no veía con los mismos ojos el invernadero. Tenía la sensación de que, en realidad, el fantasma de una niña, la misma que yo interpretaba, caminaba por aquellos pasillos sin ser vista.

ZORAIDA: Yo, una vez, haciendo de niña del exorcista en el viejo caserón del parque de atracciones...

REDTEATRAL: Un momento, perdona que te corte, Zoraida, pero ya que tengo frente a mi a la auténtica niña del exorcista, no puedo dejar de preguntarte por esa leyenda urbana tan famosa de una supuesta violación a la niña del exorcista del Viejo Caserón.

ZORAIDA: (Risas) La verdad es que... (risas) No, no, es imposible. Continuamente pasan grupos, y siempre tienes a algún compañero cerca de ti...

IVÁN: Este tipo de espectáculos es lo que tiene, que da siempre que hablar (Risas)

ZORAIDA: Y si fue verdad, yo no me enteré (risas). En fin, recuerdo que una vez, en ese papel, pasó un grupo con una madre y un niño de unos cinco años. Pues la madre iba llorando de miedo, y era el niño el que la iba calmando: “mamá, no te preocupes, mira, pero si son muñecos...” (Risas) Era realmente enternecedor. Otra cosa que me ocurrió fue con un grupo de hombres, que pasaron sin verme, y yo aproveché para colocarme detrás del último del grupo y gritarle de cerca, así que lo hice y el hombre ni se movió, ni volvió la cara ni nada... Luego me enteré de que era un grupo de sordomudos...

REDTEATRAL: ¿Y cuál es el lugar más extraño donde habéis tenido que interpretar?

ZORAIDA: Yo te lo puedo decir sin problemas, porque fue hace poco, en la filmoteca de Murcia, durante el espectáculo de Ignacio Martín, este mismo Halloween del 2007... ¡En un servicio de hombres!

REDTEATRAL: ¿Puedes ser más concreta?

ZORAIDA: Claro, proyectaron una película con una serie de escenas en unos servicios y yo, aprovechando la concepción del espectáculo de Ignacio, que consistía en la proyección de películas de terror, con interacción de actores entre el público, me escondí en el servicio de hombres, a asustar a todos los que por allí entraban... (risas)

REDTEATRAL: Bueno chicos, ha sido una experiencia muy gratificante, solo quiero que me digáis dónde os vamos a poder encontrar próximamente.

ZORAIDA: Yo estaré en una presentación, el próximo día 14 de Diciembre de una película en el FNAC de Callao, y en el viejo caserón. ¡Ah!, y muy pendientes al próximo show de Ignacio Martín, que piensa traerlo a Madrid.

IVÁN: En principio, volveré a trabajar en el sector de hostelería, como animador de tiempo libre en hoteles y demás.

JOSÉ: Pues la verdad es que, de momento, no tengo ningún proyecto en mente, así que supongo que tendré que empezar a moverme.

REDTEATRAL: Sea como sea, muchísimas gracias a los tres, y, sobretodo, muchísimo éxito.

Pago las consumiciones, me despido y me encamino por la calle oscura y vacía... un escalofrío recorre todo mi cuerpo... ¿y si....? Giro mi cabeza, para volver a ver a estos tres artistazos del teatro del terror pero... ya no están, han desaparecido, como sombras en la noche, como espectros salidos de una pesadilla que ahora, en la fría y solitaria noche, me toca vivir a mí...

Esteban García Valdivia

Más información:
www.factoriadeterror.com
http://elviejocaseron.webcindario.com/index.html

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS