Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LA LUZ DE UN CIGARRILLO (NUESTRA CRÍTICA)/




“Pertenecer”...


“La luz de un cigarrillo” se está presentando en el teatro “La mueca” los días sábados a las 20.30 hs, últimamente, por suerte para este crítico, las obras a las cuales lo invitan, tienen un toque especial. Admito que casi todas ellas me han dado buenos momentos y por supuesto estimulan en mí las ganas de recomendarlas.

Esta pieza del galardonado Marco Antonio Rodríguez, nacido en la ciudad de Nueva York, pero de firmes raíces Dominicanas, supo dibujar la esencia de los inmigrantes en la América. Ganadora de 4 premios ACE y cinco HOLA Nueva York, llega adaptada y dirigida por el reconocido Daniel Teveles.

La historia ocurre en una humilde casa en un barrio de inmigrantes latinos en Nueva York, muchos de ellos reniegan de su patria, otros obviamente la recuerdan y les produce mucha nostalgia. Lo que sucede en esas cuatro paredes pinta a toda una sociedad; y ahí están Luz, su hijo Julio César, su hermana Divina y una vecina, Lydia, testigo al igual que la platea de lo que sucederá en la lucha de esta familia, que se encuentra en la búsqueda de la verdad y el sentido de la pertenencia.

Julio César llega luego de 5 años, desde Dallas, a la casa materna para el velorio de su padre, él se encuentra con una Luz sumamente nerviosa, crispada, una mujer que reniega de su pasado y es sumamente machista. Por ahí anda Divina, su tía, que desde que su hijo murió, deposita en su sobrino todo el amor que ya no puede darle a su vástago. Julio es homosexual y artista, dos condiciones que su madre detesta y se lo deja claro en cada una de las escenas de la obra, por ello, él no puede relajarse, ya que no puede vivir con toda la libertad que él quisiera. En esas dos noches juntos, las tapas se abrirán y lo que se encuentra en cada una de esas ollas, no es lo más placentero para ninguno de los tres.

Hay dos detalles que realmente me gustaron y sorprendieron de la obra: las actuaciones de Gaby Barrios (Luz), Orlando Alfonzo (Julio César), Mirna Doldán (Divina) y Lucia De Vita (Lydia), que están sumamente trabajadas y preparadas, doble reconocimiento, porque todos ellos argentinos, actúan toda la obra utilizando el dialecto y modismo dominicano, realmente resultando sumamente natural. La segunda sorpresa fue la puesta en escena, que no es muy común en un teatro del under, siendo el diseño del propio director y su realización por parte de Tamara Olivencia y Edgar Orozco, les digo que esa casa tiene alma, vive.

Una obra que reflexiona sobre la propia identidad que excede el patriotismo y hace hincapié en la condición humana, de cómo a veces nos acercamos y dañamos a nuestros seres más queridos. Una pieza que tiene un buen libro, muchas cosas que decir y un grupo actoral que está increíble, gracias a un director muy solvente.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+