Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

SABER RESPIRAR EN ESCENA




Información y algunos trucos


Es complejo definir a un actor, es un sujeto ambiguo. El actor es un instrumento del autor, pero también puede ser un instrumento independiente del autor y de la obra. Esto quiere decir que el actor siempre se encuentra en constante creación de ello decir que el teatro es un arte. Sobrados manuales obtenemos con Stalisnavski o Grotowsky, pero de ellos no podremos obtener los errores que los actores cometen entrando en escena o en sus propios ensayos. Todas estas prácticas apuntan a lo esencial a lo que un actor debe llegar pero no el cómo llegar a ese estado. El actor esta en una continua búsqueda de sus sentimientos pero si no es capaz de profundizar, de escucharse a si mismo simplemente estará cumpliendo con su deber de interpretar. La crisis del actor es su propia comodidad, es el no buscar dentro de sí lo que le hace especial.

El actor para poder profundizar debe sumirse en una observación, en una lectura, en una danza, en el canto, también debe mejorar su voz, su oxigenación limpiando así a su organismo de todo lo negativo que pueda bloquear sus emociones más primarias y necesarias. Como decía Samuel Seldem “el cuerpo es la parte visible de la voz” o Salvini “voz, voz y más voz”. El actor debe ser muy cuidadoso con su salud, su mente y su cuerpo son herramientas imprescindibles para poder realizar su trabajo correctamente

En contra de lo que comúnmente se piensa, no se respira correctamente. Por la respiración se elimina hasta el 80 % de las toxinas, por lo que se ha comprobado que controlando conscientemente la respiración se influye directamente en la mente y por lo consecuente en los sentimientos. Sin querer darnos cuenta la respiración varia de forma a los sentimientos que recorran el alma de actor en cada momento. El saber respirar aumenta la capacidad de concentración, controlando las emociones y la timidez, en muchas ocasiones ayuda a superar el miedo y en otras a reducirlo considerablemente, aumenta la confianza en uno mismo, el saber hacer en el momento oportuno una pausa para poder respirar correctamente en escena siendo este un elemento mágico en el teatro porque así podrás pensar, enfatizar y no utilizar una “muletilla “ o caer en un error.

Las siete cualidades de la voz en orden son: Volumen, Tono, Matiz, Énfasis, Ritmo, Cadencia y Pausa. El buen manejo de la voz nos dará como resultado una brillantez en escena, siendo la voz uno de los cuatro factores de caracterización interna.

El trabajo de un actor no solo debe ceñirse a llagar varias horas al teatro, el observar el vestuario que utilizara para la caracterización externa de su personaje sino el cuidarse internamente porque eso le caracterizara frente al resto de acores y le ayudara a entender el por qué esta donde está o el por qué no está donde él quisiera estar.


COMENTA ESTE ARTÍCULO EN EL FORO

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS