Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

SOLEDAD O EL AZAR (NUESTRA CRÍTICA)




.


Debo de admitir que mucho no sabía de qué iba la pieza de la dramaturga canadiense Julie Vincent. No sé si por el correr diario, no me detuve de ante mano a analizar la obra que estaba por ver; pero esto realmente fue bueno, porque la misma me sorprendió gratamente y me resultó sumamente interesante.

“Soledad o el azar” es el resultado de un trabajo en cooperación entre Canadá y el centro cultural de la ciudad de Buenos Aires. Esto nos permite conocer la obra de esta escritora, directora y protagonista, que por supuesto tiene en su narración mucho del acento argentino. En principio, la misma Julie nos explica que siempre quiso escribir historias latinoamericanas, más que nada porque creía que era una necesidad unir el norte con el sur.

La temática que eligió para narrar es una muy conocida por nosotros y de cierta manera muy usada: la crisis económica que atravesó nuestro país en el 2001. Eh aquí lo más interesante de esta pieza, la mirada ajena, la percepción desde el otro extremo del mapa, como también la referencia a la tragedia de las torres gemelas en el mismo año que nuestro país se derrumbó. Muchas miradas por aquel entonces fueron hacia esos lares a nivel mundial, mientras las vidas de los argentinos también se caían a pedazos.

Si bien la obra nos trae a dos personajes, uno interpretado por Julie, el segundo es un dato curioso, ya que Liliane Boucher debe interpretar a una porteña frente a una sala repleta de ellos y justamente, ambas juegan al comienzo con esto, cuando presentan la pieza. Hay que reconocer que Liliane lo hace muy bien, aunque obviamente no es un trabajo perfecto de personificación, eso es muy difícil.

Nos encontramos en Montreal donde una estudiante para recibirse busca realizar una tesis sobre un cuento; el cual está protagonizado por una extraña dama, que se presenta todos los días en una estación de subterráneos a sacar fotos de los pies de los transeúntes que pasan por ahí. Siempre muy cerca de la estatua de Emilie Gamelin, heroína y gran metáfora de la propia historia. Soledad, la estudiante no parará hasta saber la historia que se esconde detrás de las marcas de Annabelle que justamente mucho tienen que ver con la historia argentina, ya que Soledad nació en el país para luego emigrar hacia aquella fría ciudad.

La puesta de Julie es muy preciosista, detallista, si bien con pocos elementos, donde el multimedia es fundamental para viajar de un país al otro. Michel Smith acompaña con la música, siendo también protagonista de la obra.

La pieza entrecruza el francés con el español, por ello la obra está traducida, hasta este detalle hace que la misma sea particular, una experiencia nueva.

El clima que sobrevoló por la Sala Alberdi fue muy onírico, de ensueño, de pesadilla al cual no queremos nunca más volver.

Una pena que sea solo una función, particularidad que francamente no entiendo, ya que la cultura de un país se hace también con las experiencias extranjeras. Realmente una lástima, porque la obra estaba bien resuelta, muy bien lograda, con climas muy propios como también del otro país.

A estar atentos a lo que nos ofrece el Cultural San Martín porque siempre nos da sorpresas!

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

Soledad o el azar
Mientras la ciudad de Buenos Aires se desmoronaba a causa del estallido financiero de 2001, se producía en medio del caos un encuentro luminoso. Una fotógrafa quebequense, Annabelle, lo pierde todo en Buenos Aires, en aquel momento de crisis… Diez años más tarde, Soledad, joven estudiante llegada de la Argentina, no podrá comenzar una nueva vida en Montreal hasta que la historia de vida de Annabelle le sea finalmente revelada en una estación de subterráneo, cerca de la estatua de Emilie Gamelin, una heroína del siglo XIX.

En 2001, todo el espacio mediático se concentró en el derrumbe de las torres del World Trade Center en Nueva York. La crisis económica y social en Argentina pasó desapercibida. Como si el Norte y el Sur estuvieran despegados. Hoy, con el telón de fondo de la crisis mundial, el encuentro entre estas dos mujeres refleja los contrastes entre dos continentes y nos pone delante otra América. Soledad o el azar aborda la apertura hacia el otro, a su historia y a su cultura. Como en un espejo, es la mirada del otro la que nos lleva hacia un conocimiento más profundo de nosotros mismos

Puesta en escena y dirección: Julie Vincent
Traducción: Blanca Herrera
Actores, Narradores: Julie Vincent y Liliane Boucher
Escenografía: Stéphanie Champagne
Iluminación: André Rioux
Música: Michel Smith
Vestuario: Geneviève Lizotte
Fotografías: François-Régis Fournier





google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS