Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche
Fiebre del sábado noche

Saturday night fever

Fiebre del sábado noche 2009

Suscribirse

Pais: España
Ciudad: Madrid y Gira nacional
Año: 2009
Teatro: GIRA (Por España)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

En Brooklyn, Tony Manero es un humilde dependiente de una tienda de pinturas de día pero cuando cae la noche se convierte en un rey vestido de poliéster en el club nocturno local. Todos los sábados por la noche Tony se desliza dentro de sus pantalones acampanados, se pone su camisa con chorreras y sale a la calle para demostrar que puede ‘caminar’, ‘hablar’ y definitivamente, puede bailar. Cada semana divide la pista de baile como si fuera el Mar Rojo cuando el club cae bajo el embrujo del golpeteo de la música disco y las coreografías fuera de serie de Tony. Pero las luces del club se apagan al final de la noche y el mundo real vuelve a Tony y sus amigos, quienes obsesionados con la noche, tienen que enfrentarse en algún momento a la cruda realidad y madurar en la dura ciudad de Nueva York.
FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE es una maravillosa historia de esperanza con una espectacular combinación de música y baile fusionados en una banda sonora devastadora y algunas de las coreografías más vanguardistas del género musical de todos los tiempos.
El espectáculo presenta 12 de los clásicos de la música disco, incluyendo: Stayin’ Alive, Night Fever, How Deep is Your Love, You Should Be Dancing, If I Can’t Have You, Tragedy, Disco Inferno y Jive Talking’.
FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE trae las duras calles de Nueva York a la vida en una explosión llena de actualidad, de acción trepidante, de danza y purpurina.
Originalmente estrenada en 1998 en el London Palladium, esta producción ha conquistado Broadway y a numerosas ciudades del mundo que recuerdan por qué nos enamoramos de FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE.
FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE es una maratón de dos horas y media de baile desenfrenado. Un espectáculo para toda la familia, no importa si es tu primera vez o estabas allí cuando todo comenzó, la música disco nunca se vio ni sonó así de bien.

”La música, el baile, los Bee Gees, o la película, son definitivos e icónicos”.

-*-

Datos de esta Versión

-*-

Datos Adicionales

Adaptación: DANIEL ANGLÈS y JUAN VÁZQUEZ
Dirección y coreografía: KAREN BRUCE
Supervisor musical: PHIL EDWARDS
Escenografía y vestuario: DAVID SHIELDS
Iluminación: ADRIAN BARNES
Sonido: MICK POTTER
Dirección y coreografía original (Londres y Nueva York): ARLENE PHILIPPS

Teatro COLISEUM (Madrid)Estreno 20 de Febrero hasta 28 de Junio de 2009

Giras:
06 dic 2009 - 10 ene 2010 Valencia-Teatro Olympia
14 - 17 ene 2010 Málaga-Teatro Cervantes
21 - 31 ene 2010 Zaragoza-Palacio EXPO
04 - 07 feb 2010 Roquetas-Auditorio
11 - 21 feb 2010 Alicante-Teatro Principal
25 - 28 feb 2010 Pamplona-Baluarte
4 - 7 mar 2010 Donosti-Teatro Victoria Eugenia
11 - 14 mar 2010 Burgos -Teatro Principal
18 - 21 mar 2010 Vitoria-Teatro Principal
25 - 28 mar 2010 Mallorca-Auditorium
1 - 4 abr 2010 Coruña Palacio Ópera
8 - 11 abr 2010 Castellón-Auditorio
15 - 18 abr 2010 Torrevieja-Teatro Municipal
22 - 25 abri 2010 Gijón-Jovellanos
29 abr - 02 may 2010 Pontevedra-Caixanova
06 - 16 may 2010 Bilbao-Teatro Arriaga
20 - 23 may 2010 Jaen-Teatro Infanta Leon
Torrevieja - Teatro Municipal
Del 27 al 30 de mayo 2010

-*-

Elenco

-*-

Crítica

Quién no recuerda melodías como las de “Night fever”, “Stayin’ alive” o “Boogie Shoes”, todas ellas, junto con otros pegadizos y exitosos temas, forman parte de una de las bandas sonoras más conocidas de los años 70 y que batió auténticos records de venta en aquel momento. Nos referimos a la banda sonora de Fiebre del sábado noche, film rodado a cargo de John Badham y protagonizado por un jovencísimo Jhon Travolta. Una película que consiguió marcar a todo una generación y a partir de la cual surgió el famoso movimiento disco, donde los pantalones de campana, las plataformas y las bolas de cristal colgantes, junto a un movimiento de pelvis sugerente y atrevido, invadieron la mentalidad y la estética de incontables adolescentes.
A partir del pasado 20 de febrero, y de la mano de la prestigiosa productora Stage Entertainment, podemos disfrutar en vivo y en directo del musical Fiebre del sábado noche, que visita el monumental teatro Coliseum de la Gran Vía. Es inevitable pensar que la herencia del film puede ser un lastre para aquellos que se lancen a la aventura de revivir un auténtico mito musical de este tipo, pero el espectáculo dirigido por Karen Bruce cumple las expectativas de un público exigente, dispuesto a dar una oportunidad al valiente equipo que se ha involucrado en el proyecto.
Para empezar, el interior del espacio del Coliseum se ha modificado, para que desde el vestíbulo y hasta el patio de butacas el espectador comience a familiarizarse con la estética del montaje. La primeras filas de butacas se han trasformado en un bar, incluida barra propia, y compuesto por sillones y mesas cuyo diseño pretenden sugerir la estética disco combinada con un sutil pero muy acertado regusto moderno. Este ingenio estético consigue que el conjunto tenga más atractivo visual y que los colores impacten en la retina de los asistentes.
Por supuesto, la iluminación no podía ser menos, y tanto el color como los rápidos cambios y los destellos de las bolas de cristal, consiguen que todo el teatro se trasforme en una discoteca de los años 70. La escenografía también goza de una plasticidad admirable y de auténticas virguerías técnicas.

Como se puede intuir, no todo es luz y color, el espectáculo ha pretendido ser respetuoso con el desarrollo narrativo y las escenas de soledad, frustración o desarraigo, también se recrean en el escenario, con el fin de alcanzar una sintonía visual y emocional entre los elementos utilizados y los sucesos. El espectador es arrastrado por el complejo conjunto pasando de una escena a otro a una velocidad vertiginosa, sin dejar lugar alguno al aburrimiento. Es un constante de información, narrativa y visual, que no deja indiferente al patio de butacas. Pero todo esto no sería posible si el elenco no luchara con tesón y energía desde el escenario, trasmitiendo sin cesar vitalidad. No hay que olvidar que los protagonistas, junto con el cuerpo de baile, se dejan la piel en una escena tras otra, cantando, bailando e interpretando sus personajes casi sin descanso.
Es, cuanto menos, admirable la resistencia de Juan Pablo Di Pace, encarnando al personaje de Tony Manero, que el noventa por cierto del tiempo está presente sobre el escenario, pasando de la interpretación al canto y, sin tregua, al baile. Su trabajo es bastante digno, y lucha sin descanso para sacar adelante su personaje. Podría reprochársele, si nos ponemos un poco puntillosos, que a pesar de ser argentino y hablar muy nítido y sin acento el castellano, de vez en cuando el castizo madrileño se apoderaba de su dicción con la característica aspiración de la “s”.

También se podrían destacar los solos de los actores Isabel Malavia, que hizo gala de una estupenda voz, melódica y personal, y de Guillermo Sabariegos, que cantó con mucha intensidad interpretativa y cuya voz goza de un potencial que esperemos continúe puliendo con la misma entrega; ambas intervenciones tal vez fueron dirigidos desde un estatismo físico algo forzoso, y algo de movimiento hubiera prestado cierta verosimilitud en ambos casos.
No podemos dejar de mencionar el trabajo de Zenón Recalde, que ha dejado con la boca abierta a más de uno, después de recordarlo en su personaje de Pedro en Jesucristo Superstar.

A todo esto hay que sumarle las estupendas coreografías del espectáculo y la calidad del cuerpo de baile, que las interpreta con mucha profesionalidad. Evidentemente, la banda sonora de los Bee Gees habla por sí sola, pero en el caso de las adaptaciones de las letras, la decisión de intercalar estribillos en la lengua original con las traducciones parciales al castellano, en otros casos totales, ofrecen un resultado bastante sugerente.

Es un musical muy completo donde la espectacularidad, las emociones encontradas y la entrega de un equipo luchador, consiguen mantener la atención de los presentes sin perder detalle y disfrutando de un espectáculo en toda regla.

LO MEJOR:
-Las coreografías.
-La iluminación.
-El sonido.
-El elenco protagonista.
-Las ganas de bailar... ¡contagiosas!

LO PEOR:
-Algunas escenas, que no aportan demasiado a la historia principal.

CALIFICACIÓN FINAL: 4/5 IMPRESCINDIBLE

Silvia López-Ortega

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS