Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Patagonia en flor
Patagonia en flor
Patagonia en flor

Patagonia en flor

Patagonia en flor 2013

Suscribirse

Pais: Argentina
Ciudad: Buenos Aires
Año: 2013
Teatro: EL TINGLADO (Buenos Aires-Argentina)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

Inspirada en “El jardín de los cerezos”, de Anton Chéjov.

Lina Maldonado vuelve de París después de cinco años a su estancia, El jardín de los cerezos, fundada luego de la campaña del desierto por sus ancestros, cerca de Esquel, en la Patagonia. La estancia será rematada a fin de año por deudas.

Un ex peón de la estancia, Alejandro Chodín, devenido en financista en la década del noventa, le propone lotear, talar y vender para pagar las deudas. Pero ella y su familia no resuelven la complicada situación amparándose en el préstamo de una tía millonaria.

Se realiza el remate y en medio de los festejos de fin de siglo se enteran, en plena fiesta, de que la estancia fue comprada por Alejandro Chodín.

Pasados tres meses, la familia deja la estancia olvidándose en ella al empleado más viejo de la casa, Pier, quien ya no tiene fuerzas para partir, quedándose tendido mientras escucha que comenzó la tala del viejo bosque de cerezos.

Los desencuentros amorosos y familiares sostienen esta comedía dramática.

-*-

Datos de esta Versión

-*-

Datos Adicionales

Asistente de Dirección: Darío Restuccio
Diseño de iluminación: Rubén Pires
Banda sonora: Sergio Vainikoff
Escenografía y Vestuario: Paula Molina
Fotografía: Pic Liz

-*-

Elenco

-*-

Crítica

“COCECHARAS TU SIEMBRA”

El solo mencionar a Antón Pávlovich Chéjov es decir palabras mayores; alrededor de este nombre se han montado infinidad de obras, también se ha llevado y adaptado al cine mucho de su trabajo y sin dudas es garantía de intensidad. Es más, me jugaría al decir, que cuando uno elige una obra, y pide compañía, al nombrar a Chéjov, seguramente obtendremos como respuesta en enfático, vamos!

Este autor, medico y dramaturgo Ruso, se caracterizó por los relatos cortos, siempre siendo muy respetado y altamente calificado por sus colegas y críticos.

Tan alta era su precisión y autocrítica, que ante una mala crítica de una pieza (La gaviota), dejó de escribir obras, en total llegó a realizar cuatro.

Sin embargo se podría decir que la suerte es un boomerang y en 1898, la puesta tuvo mucho éxito.

“El jardín de los cerezos” es una de esas joyitas creadas por este autor, muy caracterizado por la naturalidad en sus relatos. Siendo esta una de sus últimas obras, si bien es una comedia, los temas que trata generan una cierta tensión por la inclusión, más o menos velada, de tópicos sociales y políticos y una búsqueda subyacente de la propia identidad y el afán de ser reconocido. Ambientada en el derrumbe de la aristocracia rusa de los finales del siglo XIX, donde los roles se invertían, los hijos de los esclavos empezaban a tomar el poder; siendo ellos mismos quienes en algunos casos intentarían ayudar a sus antiguos señores.

La historia es la de una familia adinerada que ve comprometida su situación financiera, pero que se niega a abandonar el deslumbrante estilo de vida que acostumbraban disfrutar, rehusándose sistemáticamente a ver que están a punto de perder su jardín de los cerezos. Una de las soluciones posibles propuestas es la de la venta del mismo para ser desforestado y construir allí un complejo vacacional, perdiendo parte también de la casona.
Pero finalmente el dinero no llegará ni de una institución financiera o de un pariente acaudalado, sino del hijo de uno de los domésticos. Las situaciones que se van dando en la trama son de lo más vulgares, logrando con esto que las personas “acomodadas” nunca registren la realidad que están viviendo.

“Patagonia en flor, el jardín de los cerezos” que se está presentado en El Tinglado es una adaptación de la pieza antes mencionada, y la función de re-versionar la obra a una tierra más cercana (todo sucede en una estancia patagónica), es de Rubén Pires.

Con un elenco extenso, llaman la atención los nombres de Victoria Carreras y Fabio Aste, quienes se afanan en la búsqueda del tono apropiado para sus actuaciones, utilizando toda su innegable experiencia e indudable calidad artística, no siempre lográndolo. Ciertamente debe ser difícil adaptar un texto tan emblemático y reemplazar el frío blanco de Rusia por alpargatas y el canto de los gallos.

En suma, y para redondear estas apreciaciones, me permito citar al mismísimo Chéjov que decía: … “el autor no da respuestas, sino que deja las preguntas para el espectador”…, solamente él tendrá la ultima palabra.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS