Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias

La Calle 42 en Madrid


Noticias

Articulos

PARA LOS "LOCOS POR LOS MUSICALES" UN LUGAR UNICO




Visitamos algo único en el mundo: "La calle 42", ¿nos acompañas?


Hablar de algo único en el mundo no es fácil. Sobretodo cuando has tenido la suerte de vivirlo de primera mano. Podríamos decir, simplemente, que “La calle 42” es el primer hotel temático sobre el teatro musical del mundo, y acabar el artículo... Pero es que, “la calle 42” es más, mucho más... Incluso al decir que “La calle 42” es todo lo que soñaría un auténtico loco por los musicales, probablemente no haría justicia a lo que, realmente, tuve la experiencia de ver y disfrutar hace poco.

Empezaré diciendo que no voy a hablar, estrictamente, de teatro, y ni siquiera voy a hablar de un hotel. El negocio que nos ocupa es, exactamente, un enorme decorado de dos hectáreas creado con tanto cuidado, con tanto cariño, con tanto gusto, que no entendería que alguien que ama los musicales, (e incluso alguien que nada sabe de este mundillo), no tuviera el gusto de pasarse, por allí, alguna vez. El lujo, el confort, y, sobretodo, la exclusividad de sentirte en un entorno único en el mundo, se dan la mano, por sus rincones, con la auténtica magia del buen teatro.

“La calle 42” tiene tantas cosas que resulta imposible enumerarlas todas. El visitante puede, perfectamente, encerrarse en su habitación, y no salir de allí durante toda su estancia para acabar, momentos antes de su salida, descubriendo nuevos detalles en ella. Y lo mejor de todo es que las fotos que aparecen en su web (algunas de las cuales acompañan a este artículo) no hacen justicia a la realidad que nos atrapa al cruzar sus puertas.

En un entorno paradisíaco, en el que podemos realizar todo tipo de actividades (pesca, senderismo, paintball, quaks, excursiones a caballo, montar en globo, etc.) nos encontramos con una enorme parcela creada, exclusivamente, para nuestro confort y relajación, en medio de la sierra madrileña. Amplias terrazas con hermosísimas vistas, piscinas con solarium y enormes zonas verdes, pérgolas dominando la zona de barbacoa... Y todo dentro de esa escenografía enorme que lo engloba todo, con paredes tematizadas según el musical de “Los miserables”, o tramos que recuerdan “Oklahoma!”, pasando, incluso, por la tenue luz y la fría piedra del castillo de “El baile de los vampiros”.

Simplemente esto valdría para acercarnos, curiosos, a vivir, de primera mano, toda la magia del teatro musical, pero su plato fuerte aún no ha sido comentado: las habitaciones (aquí llamadas “palcos”), suites de auténtico lujo, y pasillos interiores, que simulan el interior de un teatro. La idea es simple (pese a no habérsele ocurrido antes a nadie): cada habitación es un musical. Sin embargo, la concreción de esa idea ha sido realizada con tal perfección, que ya hay, incluso, clientes que acuden, asiduamente, para ir probando habitaciones distintas cada vez; porque cada habitación es una experiencia nueva, un ambiente nuevo, un hechizo totalmente distinto al anterior. Y lo mejor es que esta tematización, no impide el confort y la limpieza, encontrando en todas y cada una de ellas: pantalla de plasma, aire acondicionado, hidromasaje, luz de diferentes ambientes, etc.

¿Necesitaríamos más razones para disfrutar, al menos, un fin de semana de semejante exclusividad? Apenas hemos comenzado: cursos de baile, fiestas, conferencias sobre el mundo teatral, proyecciones de musicales, etc. y, próximamente, en su salón-teatro “Barnum”, cena con espectáculo musical en directo, a cargo de algunos de los mejores actores y actrices del musical de nuestro país, y con servicio de transporte, en el día, incluído. Sí, habéis leído bien, en este hotel rural, como no podía ser menos, hay un TEATRO, y ¡menudo teatro!

Pero si esto aún no es suficiente, siempre podemos encontrar un hueco para relajarnos en su zona de spa con jacuzzi, hidromasajes, saunas, duchas y centro de masaje terapéutico, o dejarnos llevar por la lectura en la biblioteca de “El hombre de la mancha”, o, incluso, conocer toda la historia del teatro musical en su museo, distribuido a lo largo de todo el complejo, con más mil quinientas fotografías y carteles, vestuarios de diferentes musicales, explicaciones de los títulos más representativos, y cientos de objetos y curiosidades, además de (atentos los coleccionistas) ser el único punto de venta de las primeras (y únicas) versiones de “Oliver!” y “Martin Guerre” en perfecto castellano, de todo el mundo.

Es un auténtico gustazo poder tomar algo en su enorme cafetería, rodeado de todo tipo de alusiones al mundillo musical, y dejarte llevar, de nuevo, a Madrid, por su servicio de transporte privado (por si nos da pereza coger el coche), pero, lo que, realmente, es digno de elogio es que esta iniciativa haya salido de un loco por los musicales español, al que ya están empezando a mirar, muy seriamente, nuestros compañeros ingleses y americanos, ante el ejemplo de buen hacer que destila cada rincón de “La calle 42”.

¿A qué esperáis? En su web (www.lacalle42.com) podréis encontrar más información de todo lo que ofrecen, además de todo tipo de material audiovisual. Sin embargo, gracias al hechizo que aún perdura en mi retina, os animo a que vayáis a verlo, sin compromiso; la amabilidad de sus dueños, a buen seguro, os impresionará aún más que todo cuanto os pueda contar, y la certeza de que lo que estáis viendo no es un sueño, os hará querer alojaros, cada noche, en una de sus habitaciones... ¡perdón!, en uno de esos escenarios que tantos focos iluminan, y tantos aplausos nos han arrancado.

Esteban García Valdivia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS