Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

ABRE SUS PUERTAS LA CLÍNICA DE ENAMORADOS ANÓNIMOS




El día 16 de octubre abrió las puertas la terapia más esperada para todos los madrileños: “Enamorados Anónimos”.


Como si del mes de San Valentín se tratase acudimos a la cita más amorosa del año. Llega a la escena de la capital hispalense para extender su tratamiento a todos y cada uno de los que allí se acerquen, y promete alargarse indefinidamente, siempre y cuando los enamorados no dejen de buscar la completa soltería de sus corazones.
Como todo buen estreno que se precie y con más motivo que nunca ya que el suyo es el color del amor, la alfombra carmesí se extendió, dando rápidamente paso a las miradas de todos los curiosos transeúntes y a la llegada de los que verdaderamente tendrían el valor de pisarla: los valientes iniciados en la terapia del desenamoramiento.
Un nervioso Jesús Mariñas presenciaba, desde pronta hora de la tarde, el espontaneo “preespectáculo” que en el recinto se estaba llevando a cabo caldeando los corazones y dando lugar a la curiosidad de más y más curiosos, llegando a ganarse el papel de recepcionista de la consulta con sus recibimientos a todos y cada uno de los innumerables famosos que allí se dieron cita.
Tras unos minutos de retraso, como nos tienen acostumbrados, de casi todos los pacientes y un pequeño problemilla con las invitaciones, llegó una exultante María José Santiago con su generosa sonrisa que entregaba a todos y cada uno de los allí presentes dando lugar, con su presencia, a la gran retahíla de personajes conocidos que aquella tarde pudimos llegar a ver. Gente de todos los sectores del mundo del celuloide y del arte no quisieron perderse uno de los mayores acontecimientos teatrales, musicales y, por qué no decirlo, terapéuticos del año.
Una siempre alegre (y en la ocasión con más motivo debido al debut de su sobrina, Alba Flores), Lolita, acompañada de Juan ”Golosina” quien hizo alarde de su ya conocido espíritu gratamente escandaloso. Por separado llegó Ana Villa, madre de la artista que daba vida a Carla, una actriz que busca desenamorarse de los hombres, de la vida y del amor, en general. Muy lejos no andaba José Manuel Parada conocido al que omitiremos presentar debido a su famosa trayectoria.
Cantantes varios como Manuel de la Calva, del conocido y musicaleado Dúo Dinámico; la increíble voz de “Greta y los Garbo” con su envidiable elegancia; la fresca Pastora Soler, con su ya conocida gracia sevillana; o Diana Navarro, con sus estudiadas posturas; fueron solo un aperitivo de los muchos rostros relacionados con la música que se pudieron ver.
El Príncipe de los Gitanos merece una mención a parte, ya que se hizo con todo el público sólo con su desparpajo e inocencia que no han borrado el paso de los muchos años que tiene a sus espaldas.
Y más conocidos relacionados con el mundo musical, como el bailarín Ángel Rojas, sin “Rodríguez”, o el cantautor Luis Pastor y su agradecido estilo campechano, ampliaban la presencia musical de la noche. Sin olvidar algunas caras procedentes de OT, como el caso de Borja Voces o de Tessa.
Pero ahí no acababa la cosa. Grandes fenómenos de las tablas, como no podía ser menos, también acudieron a la terapia dando todo lo mejor de sí mismos como fue el caso de Fernanda Castillo o de nuestro más querido y peculiar Judas, Ignasi Vidal. Más conocidos por la pantalla que por las tablas, fueron el inconfundible Macchu Pichu de la serie “Aida”, la queridísima Jimena de “Yo soy Bea”, o el inolvidable Kimi, de “Compañeros”.
También tuvimos el honor de reír con grandes del humor del país, como con un tímido Raúl Sender, un puntual y simpático Santiago Segura, o con la llegada de nuestra entrañable Omaita, César Cadaval, y su músico favorito, Rafael Almarcha. Y no faltamos de cumplir protocolo con grandes personalidades del panorama, como el respetable don Ramón Calderón, quien no quiso subir a la alfombra roja; o la ministra de Cultura, Carmen Calvo.
Silvia Pantoja, Massiel, Paco Clavel, Carlos Núñez... y una extensa lista de personalidades, famosos y grandes profesionales del arte, nos sorprendieron con su espíritu solitario y sus ganas de desprenderse sinceramente del sentimiento más natural, inesperado e inocente del mundo: el amor.
Tras las últimas llegadas, y con unos minutos de retraso, los insistentes pacientes pudieron disfrutar de las casi 3 horas de duración de la terapia. Tened cuidado ahora y quedaos con estos nombres porque andan por ahí solos pero no os equivoquéis, no buscan compañía, porque ya han conseguido esquivar eso “que a todos nos une de dos en dos”, como diría Alejandro Sanz.

Ana Isabel Auñón.

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS