Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Noticias

MADRID SE ENAMORA DE "LA BELLA Y LA BESTIA"




La Plaza de Oriente acogió un espectáculo basado en escenas del musical


Gracias a una iniciativa conjunta de la Empresa Municipal Promoción de Madrid y Stage, el musical "La Bella y la Bestia" hizo una excursión a la Plaza de Oriente para acercar su espectáculo a todos los públicos.

Ya a las 18:00 h eran muchos los curiosos que se arremolinaban a los pies del escenario que los técnicos habían montado, encajonado entre los laberínticos setos que flanquean las avenidas de estatuas. Si bien algunos de los asistentes ni siquiera sabían exactamente qué evento iba a tener lugar en tan emblemática plaza, a otros se les oía tararear distraídamente alguna melodía conocida del musical. A las ocho de la tarde, bajo la atenta mirada del Palacio de Oriente y la catedral de la Almudena, y con el espectáculo a punto de dar comienzo, la plaza ya estaba llena hasta la bandera. El público se apretujaba sobre las escaleras, se subía en las farolas o se sentaba a los pies de la estatua de algún antiguo rey de piedra.

El espectáculo, al que acudió también el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, consistió en la representación de varias canciones del musical, entre ellas 'Bella', 'Si no puedo amarla', 'La taberna de Gastón' (con el sorprendente baile de las tazas incluido), la famosísima 'Bella y Bestia son' y 'Qué festín', que, por alguna extraña razón que desconocemos, se repitió dos veces. Con el calor que hacía, el esfuerzo de los actores se valoró mucho, a pesar de que los aplausos de la gente, al aire libre, se los llevaba el viento.

Si bien la intención y el ambiente creado en la calle con esta iniciativa fueron dignos de elogio, no podemos decir lo mismo del resultado final. Los actores estuvieron estupendos en todas sus canciones y demostraron con creces su valía y profesionalidad, pero el espectáculo quedó demasiado mermado por las inclemencias que conlleva representar en un espacio abierto. Los focos iluminaron y dieron un ligero color a las escenas, pero los micrófonos creaban una resonancia insoportable que hacía que, más allá de las primeras ocho filas de personas, las voces de los actores llegasen distorsionadas y con eco a los oídos del resto del público. Si a eso unimos la ausencia de asientos, la disparidad de alturas de la gente y los padres que subían a sus niños a hombros -lo que obligaba al resto a permanecer largo rato de puntillas o con el cuello estirado (y si conseguían ver un cuerno de la Bestia, podían darse por satisfechos)-, obtenemos una nota media de 'Necesita mejorar' para la organización final del evento.

Aun así, que vengan muchos y muy seguidos.


LO MEJOR
- La iniciativa
- El trabajo de los actores
- Ver por fin a María Adamuz de Bella
- La espectacularidad de 'Qué Festín' y 'La taberna de Gastón'

LO PEOR
- El calor
- El sonido
- La visibilidad
- La dificultad para adaptar el musical a un escenario tan reducido.


Esmeralda López Muñoz

google+

La Escuela del Musical -->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS