Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

NUEVA ETAPA EN EL VIEJO ESCENARIO




Los artistas de la danza Rojas y Rodríguez presentan “Sangre” en Madrid, desde el día 27 de febrero hasta el 9 de marzo en el teatro Albéniz.


Eran las 11 de la mañana y venían desde Jerez los protagonistas de la jornada en el teatro Albéniz, el mismo que les permite dar a conocer su nuevo “show” (como ellos mismos lo definen) en la escena madrileña, y el mismo que les dio a conocer hace ya 14 años. Después de haber estado en Portugal, Vitoria y Andalucía, pasarán por Madrid para, a continuación, seguir con su gira, ya cerrada y que durará hasta el año que viene, por el mundo entero, pasando por países tales como: Francia, Inglaterra, EE UU, o incluso el continente asiático.

Ángel Rojas y Carlos Rodríguez, oriundos de Móstoles (Madrid), nos hablaron del nuevo paso que este espectáculo suponía en su andadura profesional. Confiesan sentirse viviendo uno de los mejores momentos de su carrera, llegando a una plenitud y madurez mucho más calmada que queda patente en su arte, a pesar de lo fuerte que suena el nombre del espectáculo “Sangre”.

Tras muchos años de investigación en la materia, en este nuevo número que nos traen han dejado de lado el estudio y las pruebas, para ofrecernos el más puro y sorprendente “nuevo ballet español”, que llevaban buscando desde los 17 años de edad. Y es ahora cuando el público comienza a dar señas de que entiende su arte dentro del flamenco y la danza española, puesto que el suyo, es un arte alternativo, diferente, más fresco y moderno que el flamenco propiamente dicho.

Ellos se denominan a sí mismos “bailarines que abordan el flamenco” y es ahí donde reside el secreto de su éxito. Aúnan el flamenco con la vanguardia y lo funden para entregarnos uno de los más entretenidos espectáculos de danza. Como dijo el propio Ángel, este es un “show por y para el público” más que un espectáculo; porque es una unión de muchos elementos que en ocasiones pueden recordar al musical teatral, sin llegar a serlo, mezclados con la mejor de las calidades. Además de pretender ofrecer la danza al público en general, no a ninguna élite o círculo reducido, ni a ningún público objetivo, sino a la gente de todas las edades, incluso los más pequeños de la casa porque también busca el divertir a la gente, entretener y hacerles pasar un rato ameno y divertido, de la mano de los “titiriteros del siglo XXI”, definición que se dieron a sí mismos.

Al ser dos chicos jóvenes, ejemplo de madurez, responsabilidad, que se satisfacen por el beneficio obtenido con el sudor de su frente y el hacer bien su trabajo, les gustaría llegar a ser un referente para la juventud, demostrar que no todos los jóvenes son los del botellón (ellos se declaran antibotellón) y los que optan por la rebeldía juvenil tan de moda en estos tiempos. Están cumpliendo su sueño, y su principal móvil no es el dinero que pueden obtener, sino la satisfacción personal que eso conlleva, y más a su edad, lo que les gustaría poder compartir con todos nosotros al tiempo que pueda servir de modelo para muchos chicos y chicas de hoy en día. Para ello tienen la suerte de contar con un “maravilloso” equipo, que trabaja de un modo totalmente desinteresado y muy profesional donde todos se respetan y aprenden unos de otros.

Centrándonos en el espectáculo que nos presentaron, “Sangre”, nos comentaron sus protagonistas que “tiene estrella”, que es algo muy moderno, tanto que incluso utilizan, por ejemplo, la robótica. Una simbiosis de danza, música y estética sin argumento y carente de escenografía (únicamente la necesaria al servicio de la danza), que combina la luz, la juventud y el espectáculo destacando el interés mostrado para con el vestuario, en el cual ha colaborado Carlos Rodríguez con Modesto Lomba. Lo describe como un desfile, una pasarela, muy potente de luces, colores, novedades y sorpresas de todo tipo, dejando caer que algún modelo nos dejaría huella en la memoria.

El nombre de “Sangre” así, sin más, únicamente esa palabra tan simple y con tanta fuerza a la vez, quiere recoger toda su vida. Una mezcla de muchas cosas, como el flamenco; sus vivencias, sus sentimientos y todo lo que ellos contienen, viene a ser definido por el título, además de tener cierta evocación al origen de cada uno, el cual ellos dicen conocer perfectamente porque no olvidan nunca sus raíces, de donde vienen y a donde van.
Ahora sólo queda ir a presenciar la puesta en escena, desde el día 27 de febrero hasta el 9 de marzo, y con unos precios que oscilan entre los 12 y los 25 euros, y poder comprobar todos esos detalles y todas esas sorpresas que nos tienen preparadas nuestros dos artistas. Y si os gusta y os quedáis con ganas de más, en septiembre tienen preparada la representación de “Baile de máscaras”, fruto de un encargo ya que confesaron, entre risas, funcionar mejor por encargo, que conmemora el día 2 de mayo de 1808, pero con una mirada más original, todo dado la vuelta y con un punto de vista distinto. Para ello se rescatan danzas españolas que se están perdiendo con el tiempo y la música es aportación de José Nieto.
Todo un manjar para los sentidos este nuevo espectáculo. Esperamos que tengan el éxito que merecen o al menos, no decaiga esa ilusión que demuestran igual que el primer día.

Ana Auñón

COMENTA EL ARTÍCULO

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS