Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Los justos
Los justos
Los justos
Los justos

Les justes

Los justos 2013

Suscribirse

Pais: Argentina
Ciudad: Buenos Aires
Año: 2013
Teatro: AUDITORIO LOSADA (Ex DEL NUDO-C.A.B.A.-ARGENTINA)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

En un suceso histórico acaecido en 1905: la primera revolución rusa llevada a cabo por jovencísimos anarquistas que intentan derrotar al régimen zarista, que fuera aplastada enérgicamente, y escribe una obra de notable fuerza dramática, profundamente conmovedora y que nos sacude intensamente, a la vez de obligarnos a pensar sobre los grandes temas de nuestros trágicos tiempos: “¿la violencia justifica sus medios?”; y la enorme importancia que tiene la vida de cada ser humano.

El pensamiento humanista que iluminó el siglo XX, nos continúa enseñando el camino a una humanidad que suele recorrerlo a tientas, y “Les justes” con su reclamo une a una teatralidad fascinante, un profundo llamado a nuestras conciencias.

-*-

Datos de esta Versión

-*-

Datos Adicionales

Este espectáculo cuenta con el apoyo de PROTEATRO y con el auspicio de la Embajada de Francia.
Iluminación: Félix (Chango) Monti
Música: Mirko Mescia
Escenografía y Vestuario: Marta Albertinazzi
Asistente de Iluminación: Magdalena Ripa Alsina
Asistente de Vestuario: Analía Morales
Asistente de Dirección: Sebastián Baracco
Diseño Gráfico: Silvana Sabetta
Prensa y Comunicación: Tommy Pashkus Agencia
Traducción: Francisco Javier
Producción: Teatro El Duende

-*-

Elenco

-*-

Crítica

“LA MUERTE Y LAS IDIOLOGIAS” (Nuestra Crítica)

Al elegir una obra, el espectador debe sentirse tentado por algunos de sus componentes, obviamente los críticos no podemos guiarnos por eso y a veces nos llevamos gratas sorpresas o salimos del teatro con una inquietud a desarrollar muy internamente. Es el caso de Los justos, en primer lugar es un placer tener al maestro Agustín Alezzo en plena calle Corrientes y acompañado desde las letras, dramaturgia, por el filósofo, novelista y periodista francés, Albert Camus. Esta combinación perfecta, no es llamativa porque Alezzo nos tiene acostumbrados a obras pensantes y bien desarrolladas. Genera seguridad ver alguna de sus obras en su teatro El duende, teatro escuela de donde provienen muy buenos exponentes.

Camus, por su parte, se dedico en todas sus obras a dejar en manifiesto lo absurdo de la conciencia humana, sus extremismos. Proveniente del movimiento anarquista, deja esto muy bien marcado en sus textos, como en esta obra, Los justos. Se podría decir que fue un activista del movimiento anarquista oponiéndose a la creencia de Dios como conciencia del hombre, se opuso al marxismo y al existencialismo. Por todo esto, abordar una obra suya, no es para cualquiera y lograr que la misma sea de una visión sencilla, es resultado de la preparación de un gran director, como lo es el Sr. Agustín Alezzo. Con una traducción perfecta, haciendo que la dramaturgia sea parte fundamental de la obra, a tal punto de ser quizás la intérprete principal y mejor lograda de la misma, esto es gracias al excelente trabajo de Francisco Javier.

Los justos está divida en cinco actos, estamos en los albores de la revolución rusa y la acción nos lleva a un encuentro entre cinco terroristas en disconformidad con la escandalosa diferenciación social, los abusos de la todopoderosa élite gobernante y sus privilegios frente al hambre y la desprotección del pueblo ruso largamente esclavizado. Todo esto y según su punto de vista extremista se vuelven carne en la persona del Gran Duque, quien se convierte en el objetivo obvio de sus maquinaciones.

La obra está principalmente marcada por una fuerte dicotomía en cuanto a la forma de ver y de “hacer” la revolución: unos en busca del cambio de una forma más idealista y hasta soñadora, liderados por Iván Kaliayev y otros, una facción más irracional para la cual el fin justifica cualquier medio, liderada por Stepan Fedorov. Este grupo compuesto también por Dora Dulebov, Boris Annenkov y Alexis Voinov, busca asesinar al Gran Duque, cuando este acuda al teatro, la organización de tal acción como así también quien será el encargado de hacerlo, movilizará el desarrollo de la obra, que no conviene adelantar, para que el espectador también pueda sorprenderse.

El mismo director, ante la complejidad del texto, asume haber postergado el mismo, en busca del elenco ideal para el tenor del texto. Como también nos explica que debido a la carga de la obra decidió darle austeridad a la puesta en escena, se podría decir que es así, no necesitamos un decorado majestuoso, sino como bien se dijo anteriormente, lo importante está en lo que los actores representan y dicen. Pero si es destacable y se nota un trabajo muy bueno, en el vestuario de Marta Albertinazzi.

En cuanto al elenco se podría decir que está correctamente elegido, con más destaque para algunos de ellos, como Nicolás Dominici (actor fetiche del director) cuya interpretación de Iván es muy elaborada; Antonela Scattolino como Dora también está muy bien. Y para mi sorpresa con una excelente impostura de su voz (ideal para el teatro) está Emiliano Delucchi como Boris.

En conclusión una obra muy interesante, no para cualquier espectador, sino para aquel que busca un teatro de texto desarrollado que se toma su tiempo para contarnos la historia.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail